La explosión dejó una terrible secuela de muertos y decenas de heridos, algunos de extrema gravedad.
La explosión dejó una terrible secuela de muertos y decenas de heridos, algunos de extrema gravedad.
CONMOCIÓN EN MÉXICO

Explosión de ducto por robo de combustible causó 67 muertos

El estallido, que además dejó 75 personas heridas, ocurrió luego de que una tubería fue perforada por traficantes de combustible.

El estallido de un ducto de combustible mientras era saqueado por cientos de civiles deja al menos 67 muertos y 75 heridos en el central estado de Hidalgo, donde ayer sábado las autoridades continuaban las pesquisas, entre cuerpos calcinados y pobladores que buscaban a familiares.
"El saldo que tenemos hasta hace unos minutos (...) es de 67 personas fallecidas y 75 personas heridas", dijo Omar Fayad, gobernador de Hidalgo, en rueda de prensa en el Palacio Nacional de Ciudad de México, en la que se encontraba el presidente Andrés Manuel López Obrador. Entre los heridos hay ocho menores de edad, uno de ellos de 12 años, añadió Fayad.
El estallido ocurrió en la comunidad de Tlahuelilpan, a unos 120 kilómetros de la capital, luego de que un ducto fuera perforado por traficantes de combustible y cientos de personas, incluidas familias enteras, se lanzaron para llevarse gasolina en contenedores.
Dos horas después de que perforaron el conducto, "se nos informa que había habido una explosión" y "las llamas estaban consumiendo todo lo que había alrededor", añadió Fayad.
El ducto, informó de su lado en la conferencia Octavio Romero, director de la estatal Petróles Mexicanos (Pemex), estaba en proceso de ser llenado, luego de que el 23 de diciembre pasado se suspendió su operación por órdenes de López Obrador para combatir el llamado "huachicoleo", como se conoce el robo y tráfico de combustible. Este delito deja pérdidas por unos 3.000 millones de dólares anuales.
La investigación de "los hechos va a estar a cargo de la Procuraduría General" (fiscalía), dijo de su lado López Obrador. El fiscal general en funciones, Alejandro Gertz, describió el percance como "intencional" porque "alguien hizo esa perforación y el incendió fue consecuencia del delito". Reconoció que enfrentan "limitaciones" en la investigación toda vez que "las personas más cercanas a la explosión fallecieron".

Cuerpos carbonizados
Imágenes captadas justo después del estallido muestran a numerosas personas gritando y corriendo mientras ardían en llamas, otros caminaban sobre la carretera con amplias zonas del cuerpo severamente afectadas por el fuego.
El sitio de la explosión amaneció custodiado por militares mientras en el ambiente se percibía un fuerte olor a combustible. Los cuerpos carbonizados permanecen en el lugar en la posición en la que fallecieron y en la maleza se observa ropa quemada.
Durante la madrugada, varias personas se trasladaron hasta el centro de la explosión para intentar identificar entre los cuerpos carbonizados a sus familiares desaparecidos.

COMENTARIOS