None
GREENPEACE

Un teléfono rojo directo a Moscú

Un enorme teléfono rojo fue instalado por Greenpeace en la plaza Lavalle para que la gente pida desde allí a la Embajada de Rusia la liberación de los 30 activistas detenidos por la protesta en el Ártico, entre ellos los argentinos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi. La actividad es parte de la "Jornada global de llamados" que se desarrolla en 25 países desde el martes hasta hoy, informó la ONG.
"Nuestros compañeros fueron detenidos injustamente cuando intentaban detener un crimen ambiental: la extracción de petróleo en un ecosistema sumamente frágil como es el Ártico", señaló Mauro Fernández, de Greenpeace en Argentina.
Mediante esta acción, la organización internacional pide a los embajadores rusos en cada uno de los países en los que se desarrolla "que hagan su máximo esfuerzo para que todos los activistas sean liberados en forma urgente".
Greenpeace convocó a "llamar por teléfono desde las 10 de la mañana hasta las 18 horas".

COMENTARIOS