“Guernica”, el famoso mural del pintor malagueño Pablo Picasso, en el museo reina Sofía de Madrid.
“Guernica”, el famoso mural del pintor malagueño Pablo Picasso, en el museo reina Sofía de Madrid.
SOCIEDAD

Guernica, a 82 años de la brutal masacre que inmortalizó Picasso

En el marco de la Guerra Civil Española, el 26 de abril de 1937,esta pequeña ciudad vasca fue salvajemente bombardeada por los nazis. El objetivo fue la población civil totalmente desarmada.

Un día como hoy, hace exactamente 82 años, la ciudad vasca de Guernica era blanco del bombardeo de la Legión Cóndor de Hitler en apoyo del general Francisco Franco, una tragedia que el pintor malagueño Pablo Picasso inmortalizaría en su famoso mural.
Eran tiempos de la Guerra Civil Española, conflicto que se desató el 18 de julio de 1936, tras el fracaso parcial de un golpe de Estado llevado a cabo por el Ejército contra el Gobierno legítimo y democrático de la II República. La guerra entre los franquistas y los republicanos estalló en el contexto de una economía atrasada, una estructura social muy desigual y la polarización de la sociedad en dos bandos, para culminar en 1939.
Pero volvamos al horror de Guernica. El infierno comenzó en la tarde del lunes 26 de abril de 1937. De manera totalmente inesperada, a las 16.30 horas, aparecieron en el cielo de esa pequeña ciudad los primeros bombarderos alemanes para ejecutar una orden brutal: reducir a escombros esta localidad del norte de España y causar la mayor cantidad de muertos posible, incluyendo a mujeres y niños. De hecho, se eligió un día de mercado, en que el centro de Guernica estaba colmado de gente haciendo compras.
Durante tres horas, la Legión Cóndor de la aviación alemana, compuesta por unos 60 aviones, lanzó gran cantidad de bombas y proyectiles incendiarios que, además de sesgar múltiples vidas, destruyeron más del 80% de los edificios de la localidad, en lo que constituyó el primer ataque aéreo sobre una población inerme.
Hasta el día de hoy no se sabe con precisión cuántas víctimas dejó la masacre. Las estimaciones de los historiadores oscilan enormemente, desde 120 hasta más 2.000 muertos, aunque los cálculos más recientes ubican el número real más cerca de la primera cifra.
El número relativamente bajo de víctimas se explica, según los historiadores, por el sistema de refugios para la población civil que se había construido en la localidad tras el bombardeo de la cercana población de Ochandiano, el 22 de julio de 1936, el primero de la Guerra Civil, lanzado cuatro días después del estallido del conflicto.
Tampoco hay certeza total sobre el propósito del bombardeo. Guernica, situada a unos 30 kilómetros al este de Bilbao, carecía de importancia estratégica militar en la guerra entre nacionales franquistas y republicanos. Al principio se especulócon que la operación aérea iba dirigida a destruir una fábrica de armas y un puente, pero ninguno de ellos resultó alcanzado por las bombas que llovieron sobre la población.
Otra teoría indica que las fuerzas nacionales comandadas por el general Franco querían romper la resistencia vasca destruyendo su lugar más “sagrado”, la capital cultural e histórica del País Vasco, donde el centenario Árbol de Guernica simboliza la tradición nacionalista y democrática vasca. Sin embargo, el monumental roble salió indemne del bombardeo.
Un fuerte indicio de lo que fue el motivo real de la destrucción de Guernica lo dio en 1946 el mariscal Hermann Göring cuando explicó durante los juicios de Nüremberg - en los que se juzgó a varios jerarcas nazis- que con la intervención de bombarderos alemanes en la Guerra Civil Española en apoyo a los nacionales de Franco pretendía poner a prueba su joven fuerza aérea y dar a sus hombres la oportunidad de adquirir experiencia.
La explicación de Göring parece confirmar la interpretación británica de que Hitler quería aprovechar el escenario bélico español para preparar a la fuerza aérea alemana para su propia guerra a escala mundial.
Y la destrucción de Guernica tenía que servir para advertir a Londres sobre lo que podrían esperar las ciudades británicas en caso de guerra. De hecho, Reino Unido y Francia prefirieron no involucrarse.

VERSIÓN FRANQUISTA Y EVIDENCIAS

Durante mucho tiempo, el régimen franquista que se instaló en España tras el fin de la Guerra Civil responsabilizó del bombardeo a Guernica a los “rojos” (como se denominaba peyorativamente a los republicanos).
No solo los nacionales, sino también los republicanos habían utilizado ya antes de Guernica sus fuerzas aéreas para atacar objetivos civiles. Sin embargo, reporteros de guerra británicos que viajaron a Guernica para informar de lo ocurrido hallaron pruebas de la autoría alemana del bombardeo.
Alemania tardó más de medio siglo en presentar sus disculpas por el ataque. En 1997, el entonces presidente alemán, Roman Herzog, dirigió una carta a los sobrevivientes con motivo del 60 aniversario del bombardeo pidiendo públicamente perdón por este crimen de guerra.
El régimen franquista, por su parte, esperó hasta la década de los 70, pocos años antes de su desaparición, para reconocer oficialmente que Guernica había sido destruida por fuerzas aliadas con los nacionales.
El ataque nazi a Guernica pasó a la inmortalidad a través de la obra cumbre que, en la gama de grises, Picasso creó en tiempo récord en el mismo año 1937.
El cuadro no representa únicamente el bombardeo de Guernica, sino que es el símbolo de la tragedia de la guerra, donde todo es violencia, horror, dolor, gritos mudos, cuerpos mutilados, brazos y piernas por el suelo; y donde una madre, al lado de un toro, llora llevando al hijo muerto en sus brazos, en medio de las llamas.
La ciudad de Guernica, en tanto, fue reconstruida casi totalmente y su población volvió a aumentar para alcanzar actualmente los 16.000 habitantes.

Algunos datos

  • El lunes 26 de abril de 1937, Guernica fue arrasada por el ataque aéreo conjunto de las fuerzas militares nazis y franquistas con apoyo de los fascistas italianos.
  • El bombardeo sobre la población civil se prolongó durante más de tres horas.
  • El ataque está considerado como un ensayo de la II Guerra Mundial por la táctica tan devastadora utilizada.
  • En total se estima que se lanzaron sobre Guernica más de 30 toneladas de bombas.
  • El 85% de los edificios -un total de 271- quedaron totalmente destruidos y el resto parcialmente afectados.
  • Se generaron 60.000 metros cúbicos de escombros, que tardaron cuatro años en ser retirados por completo.
  • Nunca hubo una cifra exacta ni fiable de víctimas por el bombardeo.
  • El Gobierno vasco registró 1.654 muertos y 889 heridos.
  • Las últimas indagaciones rebajan el número de muertos a entre 250 y 300.

COMENTARIOS