Condenaron al intendente de Merlo a dos años y medio de prisión por defraudación

Condenaron al intendente de Merlo a dos años y medio de prisión por defraudación

Lo determinó un tribunal de Mar del Plata por un "fraude a la administración pública" por irregularidades en el Casino Central y Del Mar entre 2006 y 2007.

La justicia de Mar del Plata sentenció este jueves al intendente del municipio bonaerense de Merlo, Gustavo Menéndez, a 2 años y 6 meses de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, al considerarlo responsable del delito de “fraude a la administración pública” por irregularidades ocurridas en el Casino Central y Del Mar de esta ciudad, entre 2006 y 2007, cuando era director de ambas casas de azar.

La misma pena recayó sobre el otro imputado de la causa, acusado del mismo delito, Enrique Daniel De Luca, que al momento de los hechos investigados era el jefe de Administración del Casino Central de la ciudad de Mar del Plata.

Menéndez fue presidente del PJ bonaerense hasta la semana pasada, dado que el lunes se realizó el traspaso del mando partidario que ahora está en manos del jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

“Luego de que veamos los argumentos en los que se baso para el veredicto, apelaremos al Tribunal Superior“, aseguró el abogado de Menéndez, Wenceslao Méndez, quien señaló que estaban “realmente sorprendidos con el fallo” del juez en lo correccional 3 Luis Rodríguez.

El fiscal del caso, Fernando Berlingeri, había pedido el viernes último 2 años y 6 meses de prisión para Menéndez y su inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos al considerar que está comprobado el delito de fraude, por lo que pidió además la misma pena para De Luca.

Para el fiscal, quedó demostrado que Menéndez y De Luca dispusieron de 600.000 pesos, por entonces unos 200.000 dólares, del tesoro del Casino Central “pese a que no tenían la custodia formal” de esos fondos, con lo cual “abusaron del poder jerárquico que ostentaban”.

En tanto, la defensa de Menéndez había solicitado la absolución del intendente de Merlo con el argumento de que no hubo perjuicio económico para las arcas del Estado bonaerense y que, “en el hipotético caso de existir un fraude, no se podía demostrar sin dudas la autoría” de tal delito. Lo mismo adujo César Sivo, el abogado defensor de De Luca.

COMENTARIOS