En Grido, el ladrón quedó filmado.
En Grido, el ladrón quedó filmado.
INSEGURIDAD

Asaltaron en tres comercios, a metros de distancia y en solo cuatro días

Están situados sobre Hipólito Yrigoyen, entre Primera Junta y Capitán Vargas. Los hechos ocurrieron entre el lunes y ayer. En todos los casos, un hombre, con el casco de la moto colocado, intimidó a los trabajadores y huyó con dinero en efectivo.

En la mañana de ayer, la librería Patatín Patatán, que tiene un servicio de pago de facturas, ubicada en Hipólito Yrigoyen 1025, fue blanco del tercer asalto cometido por malvivientes sobre esa arteria, entre los barrios El Picaflor y Emilio Mitre.
El primer hecho en esa zona había ocurrido el lunes último a las 15 en la heladería Grido, situada en la esquina de esa calle y Primera Junta, donde un solitario motochorro ingresó al interior con el casco colocado.
Con el rostro tapado, y tras amedrentar a la empleada con un arma de fuego, logró llevarse el dinero de la caja registradora y huir del lugar a bordo de una moto.
Ese mismo día y horas más tarde, cerca de las 19, otra comerciante de Junín fue víctima del tercer ilícito ocurrido bajo la misma modalidad por parte de un hombre que le exigió el dinero de la caja registradora, pero sin exhibirle armas.


La mujer, que tiene su local “Cachi” de artículos de limpieza en Hipólito Yrigoyen y Capitán Vargas, tras entregarle lo solicitado, 600 pesos, sacó un cutter e intimidó al ladrón para que saliera hacia el exterior. Se dio a la fuga también en un vehículo parecido al anterior.
“Era la tardecita. Siempre dejo la puerta cerrada y ese día, como había movimiento, la dejé entreabierta. En ese momento escuché que alguien entró y cuando me di vuelta era un hombre con el casco puesto”, explicó la trabajadora.
“Me dijo que le diera toda la plata. Había una clienta con el nieto a quien robó el dinero de la billetera. Yo no pude ver eso porque estaba muy nerviosa. Justo ella me había pedido un cutter, que lo tenía en la mano, y le empecé a gritar para que se vaya”, afirmó.
“Cuando se fue subió a una moto, cerré la puerta con llave y llamé a la policía. Días atrás había venido también con el casco puesto, me preguntó cuánto costaba un alimento y se fue. Yo estaba esperando que me robe, pero vino a tantear la situación en esa ocasión”, subrayó.



Otro ataque de motochorros
Minutos más tarde del primer día de la semana, otra femenina, que ingresaba con el automóvil a su vivienda de calles Guido Spano y Alberdi, fue sorprendida por dos motochorros que le arrebataron la cartera en la que llevaba una billetera con 8 mil pesos y documentación varia.
Rápidamente, los delincuentes a bordo de la motocicleta Honda Tornado de color roja, huyeron en contramano por Alberdi hacia calle Winter donde fueron perdidos de vista por la damnificada.
La policía, en conjunto con el Centro de Monitoreo, trataron de seguirles los pasos a través de las cámaras de seguridad.

COMENTARIOS