El hecho ocurrió en la zona de Guido Spano y San Lorenzo.
El hecho ocurrió en la zona de Guido Spano y San Lorenzo.
OTRO AGENTE RESULTÓ HERIDO PERO ESTÁ ESTABLE

Tragedia en Lincoln: policías se enfrentaron a tiros y uno perdió la vida

El episodio ocurrió en la madrugada de ayer, cuando dos grupos de uniformados arribaron a una vivienda por distintos sectores para detener a un hombre. Según expresaron, ante la falta de luz artificial, los efectivos se confundieron y se dispararon con armas de fuego.

En la madrugada de ayer, se produjo un confuso y grave episodio en Lincoln, en el que el subteniente policial, Saúl Ballesteros perdió la vida al recibir el disparo de un arma de fuego a la altura del pecho, cuando se topó con un hombre y se dieron la voz en alto, sin saber que era su compañero de la fuerza de seguridad pública.
El hecho tuvo lugar en calle Guido Spano, entre avenida San Lorenzo y calle Fortín Chiquiló, donde el efectivo había acudido a arrestar a un hombre y se produjo el tiroteo que terminó con su vida y dejó al oficial Pérez herido de gravedad, quien había llegado en refuerzo desde otro sector, en la oscuridad.
Según informaron a Democracia, el herido se encuentra internado en la Clínica La Pequeña Familia con lesiones en la pierna izquierda, el brazo y a la altura de la cintura donde el proyectil quedó alojado.


El acontecimiento inició en horas de la tarde, cuando el personal policial realizó un allanamiento en una vivienda de calle Guido Spano al 850, cuyo morador está involucrado en un hecho de Violencia de Género y tendría pedido de detención del Juzgado de Garantías 1 de Junín.
Alrededor de las 5.30, el progenitor del hombre en cuestión avisó a la Policía que el mismo se encontraba en el domicilio y que estaba por fugarse de la ciudad. Ante ello, se comisionó al móvil a cargo del subteniente Ballesteros y oficial Sutil, quienes arribaron por calle Fortín Chiquiló.
Asimismo, por la arteria San Lorenzo asistieron Pérez, Escalser y Plaza (Motorizada) en apoyo. A pocos metros de la vivienda, sobre un descampado, y a raíz de la poca luz artificial en la vía pública, se produjo el enfrentamiento entre los policías, quienes se equivocaron, como consecuencia de la oscuridad y abrieron fuego.
Se determinó que entre Pérez y Ballesteros se dieron mutuamente la voz de alto y no se escucharon entre sí. De testimonios de los participantes, se logró confirmar que Pérez tenía colocada la capucha de la campera que llevaba debajo de la garibaldina, lo que habría originado que se produzca el enfrentamiento.
En el lugar trabajó el cuerpo de Peritos Forenses, que estableció que se efectuaron entre 15 y 20 disparos. La operación de autopsia la llevó a cabo el Instituto Forense del Poder Judicial Junín y no se adoptaron medidas para con el personal policial.
Saúl Ballesteros tenía 30 años, era de Arenaza y tenía una hija pequeña. Vivía en Lincoln desde que había ingresado a trabajar en la Comisaría.
El titular de la Jefatura Departamental, Ariel Gallinoti, y la Ayudantía Fiscal de Lincoln trabajaban sobre el desafortunado episodio.

“Un hecho de confusión”
El subsecretario de Seguridad, Oscar Carrizo desmintió que haya existido algún problema entre los efectivos que se habían enfrentado durante la mañana de ayer, y que el fallecido Saúl Ballesteros había sido condecorado por el Municipio durante dos años consecutivos.
En ese marco señaló que “se trató de un lamentable hecho de confusión que terminó en una tremenda tragedia”.

COMENTARIOS