PESE A CERCANÍA CON GOBIERNO, EL GREMIALISTA ENDURECIÓ SU DISCURSO

Reunión clave por impuesto a las Ganancias y pérdida de empleos

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibirá hoy al titular de la CGT oficialista, Antonio Caló en medio de una realidad recesiva que afecta el poder adquisitivo

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibirá mañana al titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, para debatir sobre una "amplia agenda" que tendrá a la recesión económica, a la pérdida de empleos y al impuesto a las Ganancias como ejes.
A Caló le preocupa que la inflación y el impuesto a las Ganancias se están quedando con una parte importante del salario, al punto que los trabajadores no pueden mejorar su poder adquisitivo a pesar de las subas escalonadas acordadas con las cámaras empresariales.
Sólo en la industria metalúrgica hay entre 10.000 y 15.000 operarios que sufren suspensiones rotativas con el goce de sólo el 75 por ciento del pago por el parate que viene mostrando la actividad fabril en conjunto, por la caída del consumo interno y de las exportaciones de autos.
Si bien guardan sintonía con el Gobierno, en la CGT Alsina entienden que la economía viene complicada y hay miles de puestos de empleos en jaque, con sectores como el autopartista que ya despidieron a cientos de trabajadores.  
El propio Caló salió recientemente a dejar en claro la posición de la central obrera que conduce y advirtió que la economía argentina está "muy complicada". "La economía está complicada; a nivel trabajo está muy complicado; hay problemas para traer importaciones, no se exporta", se quejó el metalúrgico.
Según el análisis del dirigente sindical, la situación es compleja y se observan señales de alerta: "La gente no compra, la gente guarda para lo que pueda pasar; estamos complicados con el consumo".
Caló endureció notoriamente su discurso después de la extensa reunión del Consejo Directivo de la CGT celebrada el miércoles de la semana pasada, cuando se pudo observar el malestar de los sindicalistas de varios sectores.
Los sindicalistas no escamotearon las quejas allí y le exigieron a Caló que pida una reunión urgente con la presidenta Cristina Kirchner para que ella exprese si, por ejemplo, va a modificar el impuesto a las ganancias.
El jefe de la central obrera llamó por teléfono finalmente el jueves a la noche a Capitanich y le solicitó una reunión, por lo que el funcionario lo citó para este lunes en la Casa Rosada, aunque la jefa de Estado no participará del encuentro. 

COMENTARIOS