El dólar baja a $28 y licitarán 100 millones durante 75 días para que siga cediendo
ECONOMÍA

El dólar baja a $28 y licitarán 100 millones durante 75 días para que siga cediendo

En tanto, desde la UIA aseguran que la clasificación del mercado de Argentina como "emergente" es "un elemento fundamental de confianza de contexto" en el país que alienta a los grandes fondos de inversión a invertir en la economía real.

La cotización del dólar abrió hoy la jornada con una baja de 10 centavos respecto del cierre del último martes, a $27,10 para la compra y $28,10 la venta en el Banco Nación, y pasado al mediodía volvió a ceder para ubicarse en los $28. De esta forma, el mercado cambiario empezó a responder a la nueva calificación para el país como "mercado emergente" y al acuerdo que arribó el Gobierno con el FMI, que mañana desembolsará unas 15 mil millones de dólares.

Por su parte, el Ministerio de Hacienda instruyó al Banco Central a ejecutar licitaciones diarias que contemplan la venta de 100 millones de dólares a partir de hoy y durante los próximos 75 días hábiles, en el marco de los dólares provenientes del stand by del Fondo Monetario Internacional (FMI). "Se ha instruido al Banco Central de la República Argentina (BCRA) a ejecutar un programa de licitaciones diarias para adjudicar los dólares provenientes del componente de apoyo presupuestario del financiamiento provisto por el FMI, equivalente a 7.500 millones de dólares, para afrontar gastos denominados en pesos", informó el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

El cronograma inicial contempla "la venta de 100 millones de dólares diarios durante los próximos 75 días hábiles y las licitaciones tendrán lugar a partir del 21 de junio de 2018, inclusive". La información añade que "de ser necesario adecuar el cronograma por mayores necesidades estacionales de pesos, se anunciarán oportunamente las readecuaciones correspondientes". "El BCRA informará los detalles del mecanismo de subasta y los resultados de las mismas", concluyó el comunicado.

Por otro lado, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, dijo que la clasificación del mercado de Argentina como "emergente" es "un elemento fundamental de confianza de contexto" en el país que alienta a los grandes fondos de inversión a invertir en la economía real. "La reclasificación (de mercado "de frontera" a "emergente") es un dato muy importante y positivo que alienta a los grandes fondos de inversión del mundo a invertir, no en el sector financiero puro, sino en la economía de la producción y del empleo y de la exportación que es donde Argentina tiene que ir", declaró a Télam.

La confianza comenzó a lograrse en 2016 "cuando Argentina renegoció con los holdouts y empezó a volver al mundo; cuando se le dio le liderazgo del G 20 y ahora con las negociaciones con la OCDE donde aspira a ingresar a ese círculo deseable de países desarrollados", apuntó Funes de Rioja. Dijo que esas señales de confianza del contexto se dieron "hasta que la crisis financiera obligó a recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Todas han sido señales positivas a pesar de la volatilidad y la burbuja financiera", agregó el también presidente de la asociación de la industria alimentaria Copal. Consideró que la clasificación decidida por la firma Morgan Stanley Capital International (MSCI) "es una señal de los mercados hacia un futuro de inversión más concreto: éste es un importantísimo paso para la Argentina". "Hay que ver qué tipo de inversiones. Algunas son de maduración muy rápida que se pueden dar en dos años y otras son más lentas. Nosotros, pasado este primer semestre vamos a estar viendo claramente esas inversiones que rondan entre los dos y cinco años", comentó.

"Ya se ven concretamente en la región como en Chile, Perú, Colombia, México, países que cambiaron su perfil", añadió. Por otra parte, señaló que la Unión Industrial Argentina (UIA) cree que "debe haber un dólar competitivo, que debe terminarse el proceso de reformas estructurales y que el alivio no sólo sea el dólar sino que la economía sea competitiva en su conjunto". Funes de Rioja consideró que cuando "el contexto del mercado cambiario se estabilice también se va a ir precisando el impacto de la devaluación en los insumos o componentes".

"Hay productos con insumos dolarizados por ejemplo el cacao, café o el maiz, trigo, que tienen precios internacionales. Es una presión sobre costos, como en el caso de los combustible, la energía y el incremento de los salarios", apuntó. Citó como ejemplo que la industria alimentaria, está trabajando "en el 60% de la capacidad instalada y no sube" su productividad. "El mercado está complejo. Hay que actuar con prudencia. Aspiramos a que toda la cadena de comercialización también tenga en cuenta esa circunstancia".

Por su parte, las 19 empresas argentinas que cotizan sus acciones en la Bolsa de Comercio de Nueva York serán las primeras beneficiadas por la reclasificación de la Argentina a mercado emergente, decidida por Morgan Stanley Capital Investment (MSCI). A partir de esta reclasificación, estas acciones podrán ser adquiridas por fondos de inversión que antes estaban imposibilitados, dado que sus reglamentos sólo avalaban operaciones en mercados emergentes, y la Argentina se encontraba en el grupo de los denominados “de frontera”.

En Wall Street actualmente cotizan cuatro entidades financieras: el Grupo Financiero Galicia, el Banco Macro, el BBVA Banco Francés y el Grupo Supervielle; la petrolera YPF; la siderúrgica Ternium, y la cementera Loma Negra.

También cotizan cuatro energéticas: Pampa Energía, Transportadora de Gas del Sur (TGS), Edenor y Central Puerto; la Corporación América; la desarrolladora inmobiliaria IRSA; cinco compañías de servicios, Telecom, Globant, Arcos Dorados, Despegar y Mercado Libre; y la agroindustrial Adecoagro. De acuerdo con Morgan Stanley, estas acciones podrían estar en el visor de los inversores en el corto plazo, y podrían significar un flujo de operaciones entre US$ 3.500 millones y US$ 5.000 millones. Al respecto, el banco estadounidense explicó que a partir de la nueva calificación, Argentina ponderaría con el 0,43%, entre los fondos que indexan según el índice de mercados emergentes, que suman US$ 750.000 millones, lo que significaría que unos US$ 3.225 millones irían a activos argentinos.

A esto se sumaría que la Argentina quedará con una ponderación de 4% entre los fondos que indexan según el índice de mercados Latam (Latinoamérica), que totalizan US$ 15.000 millones, lo que representaría unos US$ 600 millones de inversiones en acciones nacionales. Por último, queda la ponderación que registra Argentina, del 22% entre los fondos que indexan de acuerdo con el índice de mercados de frontera, que son US$ 2.300 millones, y esto supone otros US$ 506 millones para destinar a activos argentinos.

COMENTARIOS