INFLACIÓN

Buscan reemplazar la cláusula gatillo por acuerdo de revisión

En línea con el índice de inflación previsto para este año, desde el Gobierno plantean la necesidad de incluir la llamada 'cláusula revisión' en las negociaciones paritarias.
Esa revisión que se busca instrumentar no consistirá en una cláusula gatillo, como la que incluyeron muchos gremios en las paritarias de 2017, sino que significaría un compromiso de ambas partes (gremio y patronal) a volver a sentarse a negociar en caso de que la inflación supere el incremento salarial. El año pasado se aplicó una cláusula gatillo que, básicamente, establecía que si el índice de precios al consumidor superaba el cierre paritario, el sector patronal debía incrementar la diferencia de manera automática.
Este esquema ahora es inviable, según el Gobierno, ya que buscan "alejarse de la mecánica de indexación" salarial porque "no permite combatir la inflación". Ahora no se aplicará automáticamente la compensación, sino que será debatida. En este sentido, desde el Gobierno advierten que la cláusula gatillo haría que los empresarios subieran los costos por encima de la paritaria para "poder cubrirse". El Ejecutivo busca no alentar la suba de precios.
Por ahora, de acuerdo con el Ministerio de Trabajo, hay al menos tres sindicatos que debaten paritarias con esta modalidad: Comercio, Uatre y Uocra. Por ello, el Gobierno apuesta a que estos acuerden bajo esta modalidad para "marcar el camino". Además, entre las posibilidades que se barajan para compensar la inflación, se estudian la entrega de un bono o un aumento salarial para compensar la suba del costo de vida. Asimismo, el Gobierno quiere que los acuerdos duren un año y que se efectivicen de una sola vez, para que los empleados tengan de entrada un impacto positivo en sus bolsillos.

COMENTARIOS