Dujovne presentó a Macri el proyecto de reforma tributaria
POLITICA FISCAL

Dujovne presentó a Macri el proyecto de reforma tributaria

El presidente repasó los lineamientos junto al ministro de Hacienda. El anteproyecto llegará al Congreso junto con el Presupuesto 2018.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó al presidente Mauricio Macri el anteproyecto de reforma tributaria, una de las medidas más esperadas por los empresarios, especialmente los ligados a la industria. Varios funcionarios del área económica analizaron los avances en el proyecto de reforma impositiva, que el gobierno prevé finalizar y presentar después de las elecciones generales del 22 de octubre. Del encuentro que se prolongó por dos horas y media en el Salón de los Científicos de la Casa de Gobierno, también estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros coordinadores del Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui; el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; y el director de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), Alberto Abad.
Fuentes oficiales aseguraron que el encuentro “fue uno más de los que viene manteniendo el presidente con sus colaboradores, en los que se continúa estudiando cada uno de los puntos de la iniciativa” de reforma tributaria.
Entre las medidas que se estudiarían está la de convertir al impuesto al cheque como un pago a cuenta de Ganancias u otros tributos, tal como lo había presentado su creador, Domingo Cavallo, en abril de 2001.
También se busca un acuerdo con las provincias respecto del impuesto sobre los Ingresos Brutos en el que se manejan un par de opciones: la reducción generalizada de sus alícuotas o su eliminación lisa y llana, a cambio de la implantación de un impuesto a la Venta Final.
La primera opción ya tuvo un adelanto con la baja de la alícuota en el caso de los créditos hipotecarios en algunos distritos.
Desde diferentes sectores empresarios se viene reclamando por una modificación en la estructura tributaria, no sólo por lo que representa de manera global como costo para la producción y el comercio, sino por la existencia de gravámenes considerados distorsivos, tanto en la jurisdicción nacional como en las provinciales y en las tasas y contribuciones municipales.
La crítica es compartida por el propio gobierno, al punto tal que Macri declaró que “los impuestos nos están matando”.
En consecuencia, la reforma no implicaría una reducción brusca de las alícuotas sino una disminución moderada y gradual. En ese sentido, Dujovne, al disertar en el Consejo de las Américas, pronosticó que el gasto público consolidado –actualmente del 41% del PIB– recién bajaría al 33% en 16 años.

COMENTARIOS