None
ANULARON ESCUCHAS CLAVES EN UN TRIBUNAL DE BAHÍA BLANCA

Absolvieron al novio de Mónica Farro en el juicio por narcotráfico

Juan Suris, pareja de la vedette, quedó libre junto a otras diez personas acusadas de integrar una banda narco. Seguirá preso por otra causa de lavado.

El empresario Juan Ignacio Suris, novio de la vedette Mónica Farro, y otras diez personas, fueron absueltos ayer por el Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca en una causa en la que estaban acusados de integrar una banda dedicada al narcotráfico.
La absolución se produjo luego de que los magistrados que llevaron adelante el juicio declararan nulas las escuchas telefónicas que presuntamente implicaban en maniobras narcocriminales a Suris y al resto de los imputados.
Suris, que está preso en la Unidad Penal de Saavedra desde enero de 2014, continuará detenido porque está con prisión preventiva por otra causa por evasión tributaria, mientras que el resto de los absueltos recuperará su libertad en las próximas horas.
Tras la lectura del fallo, a la que Suris no asistió, su defensor de oficio, José Ignacio Pazos Crocitto, calificó la causa como un “mamarracho”, por lo que se mostró conforme con la decisión de los jueces.
El veredicto se dio a conocer al mediodía en los tribunales federales bahienses y uno de los puntos centrales del fallo fue que los jueces Juan Leopoldo Velázquez, Raúl Fernández Orozco y Beatriz Elena Torterola consideraron que no eran válidas las escuchas telefónicas que iniciaron la causa y las declararon nulas.
Además de Suris (41), los jueces absolvieron a otras diez personas, entre ellas, el hermano del empresario y dos mujeres.
Los absueltos son Juan Ramón Romero Miranda (46), Gustavo Sequeira (42), Fernando Alexis Bond Stork (31), Ezequiel Ferrari Reynoso; Sandro Cristian Miranda (46), Yolanda Jiménez, Mario Aníbal Arce (63), Tamara Jiménez (34, hermana de Yolanda), Martín Cruz Ocampos y Guillermo Suris (29), hermano del empresario. “Más allá de lo complejo que era el expediente en términos de peso, mediático y social, lo cierto es que el fallo se ajustó a derecho y eso es lo que importa”, expresó el defensor de Suris a la prensa.
“Es una causa que tiene mamarrachos en todos los puntos, en cómo se instrumentó, cómo resultó, cómo se llevó adelante, con un año y medio, dos, de escuchas, lo que es una cosa inaudita y nunca vista”, agregó.

COMENTARIOS