Nuevamente el clima juega en contra de la producción
ENFOQUE

Nuevamente el clima juega en contra de la producción

Con temperaturas muy altas, días largos y falta de precipitaciones, los cultivos de la Pampa Húmeda están sufriendo la falta de agua en momentos de definiciones de rindes.

Lamentablemente una vez más, el clima atenta contra la buena evolución de los cultivos y posible producción de granos de Argentina.
Con temperaturas muy altas, días largos y falta de precipitaciones, los cultivos de la Pampa Húmeda (término que hoy sonaría irónico) están sufriendo esta falta de agua en momentos de definiciones de rindes y futura producción.
Y a pesar de que los productores argentinos confirmaron su intención de aumentar las áreas dedicadas a los diferentes cultivos, nos encontramos que las cifras de producción estimadas luego de las actuales inclemencias, puedan no llegar a demostrar el aumento porcentual de la siembra.
Los cultivos de primera, especialmente la soja y el maíz, están sintiendo frontalmente el impacto de la falta de lluvias y humedad ambiente.
Uno de los períodos más importantes de los plantíos es la floración, que necesita buen caudal de lluvias para definir la futura conformación de los granos, se estuvo desarrollando con falta de precipitaciones y stress hídrico.
De continuar las altas temperaturas y las pocas precipitaciones, las estimaciones de rindes y producción continuarán siendo ajustadas a la baja.
En tanto, los cultivos de segunda, se encuentran peor que los de primera. Porque los sembrados más tarde, fueron implantados ya en pleno desarrollo de la sequía. Así es como los nacimientos fueron muy desparejos, con evolución de las plantas sin homogeneidad ninguna.
"Un desastre la seca. Los lotes están desparejos y las plantas tienen una altura demasiado baja" comentaba con desazón un productor bonaerense en los pasillos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Los cultivos de primera, especialmente la soja y el maíz, están sintiendo frontalmente el impacto de la falta de lluvias y humedad ambiente.

De continuar las pocas precipitaciones, muchos chacareros tomarían la decisión de abandonar dichos lotes, para no continuar gastando dinero en productos y posible cosecha, viendo que la mala evolución de dichos plantíos los lleve a obtener rindes demasiado bajos como para hacer rentable el negocio.
Muchas veces es preferible "echar" el ganado al campo que esperar a cosechar el lote en cuestión.
Este tipo de decisiones pasa por los números finales buscando que las pérdidas sean las menores posibles. Y lo peor de todo, es que los pronósticos extendidos para los próximos dos meses, indican que el tiempo continuará seco, con pocas precipitaciones y las que ocurran serán con poco caudal de agua, con temperaturas más altas a lo habitual en esta época del año.
De confirmarse estos vaticinios, deberemos observar bien de cerca que pasará no tan sólo con los cultivos de evolución corta, sino también con los llamados "de primera", que son los que generan el gran número de producción para cada cultivo.
Desde el aspecto de las cotizaciones de los comodities agropecuarios, fuera de los vaivenes que se vinieron produciendo en las últimas jornadas, un poco por la volatilidad ocurrida en los mercados financieros y otro tanto por las posibles correcciones de las tasas de interés de referencia que podría modificar en un futuro cercano la FED norteamericana, se estima que los precios de los granos van a mantener su valor, teniendo posibilidades de sostenimiento y firmeza.
Estas conclusiones se llegan viendo lo que puede ocurrir con la oferta y demanda mundial, destacándose las activas compras que viene desarrollando el sudeste asiático. En especial China, que estuvo muy activo en los primeros días de este mes, en víspera de los festejos del Año Lunar Chino.


(*) Analista agropecuario

COMENTARIOS