None
EXPOSICION DE IMAGENES

Memoria Helada, reflexiones de un explorador de los polos

La muestra, organizada por el Museo Fram (Oslo) y por la Embajada de Noruega, se presenta en el Museo Histórico de Junín, Quintana y Newbery, desde el 10 de agosto.

El museo noruego Fram ha compilado una muestra con fascinantes imágenes de las diapositivas utilizadas por Amundsen en sus conferencias sobre la expedición al Polo Sur entre 1910 y 1912.
Los textos de la exposición son versiones abreviadas de los propios manuscritos de Amundsen para estas conferencias. Cabe recordar que esta muestra, organizada por el Museo Fram (Oslo) y por la Embajada de Noruega, se presenta en el Museo Histórico de Junín, Quintana y Newbery, desde el 10 de agosto.

Amundsen y su expedición

Tras abandonar una planificada carrera de medicina, Roald Amundsen decidió dedicar su vida a la exploración polar. Como marinero calificado, trabajó a bordo de un barco mercante en el Artico hasta embarcarse contratado como primer oficial en el “Bélgica”, el primer barco que permaneció un invierno en la Antártida. Con la experiencia que adquirió en estos viajes y el éxito de la expedición del “Gjoa” en el Polo Norte, Amundsen decidió intentar alcanzar el Polo Sur. El 9 de agosto de 1910 salió de Noruega con la vieja y familiar embarcación “Fram”, que Nansen (naturalista, explorador, diplomático y político noruego, Premio Nobel de la Paz en 1922) había puesto a su disposición. Una vez en el continente Antártico, Amundsen situó su campamento base en la Bahía de las Ballenas. El 19 de octubre de 1911, abandonó el campamento base con sus cuatro compañeros, cuatro trineos y 52 perros. La misión de Amundsen sólo tenía una meta: alcanzar el Polo Sur. Dos meses después se cumplió este objetivo. El 14 de diciembre de 1911, la bandera noruega se izó en el Polo Sur. El equipo noruego había cruzado la peligrosa Barrera de Ross, para alcanzar la falda de una cadena montañosa enlazada con glaciares. Continuar avanzando era peligroso, pero gracias a la pericia y a una justa porción de buena suerte, los hombres forzaron su ascenso al Glaciar Heiberg, cruzaron la cadena montañosa y llegaron a la meseta que conducía al Polo Sur.
El 23 de mayo se cumplieron 100 años del arribo de Roald Amundsen y sus expedicionarios a Buenos Aires, luego de la conquista del Polo Sur.

La exposición

Las imágenes que componen esta muestra tienen una historia propia. Las diapositivas eran usadas en las conferencias itinerantes de Amundsen y están hechas en su mayoría de los mismos negativos que utilizaba para ilustrar sus libros. Fueron coloreadas a mano. La colección de diapositivas se creía perdida hasta que fue redescubierta en el altillo de la casa de un miembro de la familia Amundsen en 1986. En el 2006, los dueños ofrecieron la colección a la venta en un remate en Londres, donde fue comprada por un coleccionista privado noruego. El comprador se contactó con el Museo Fram, lo que condujo a un acuerdo mediante el cual los derechos de publicación de la colección serían donados al Museo Fram mientras que las fotografías originales serían restauradas y conservadas en la Biblioteca Nacional de Noruega.

COMENTARIOS