las mororchas
La banda prevé presentarse en Junín en abril.
PREVIO AL LANZAMIENTO DE NUEVAS CANCIONES

Las Morochas: “Con Junín hay una relación increíble, es un fenómeno aparte”

El cantante Mariano Camún y el guitarrista Daniel Ghirardi dialogaron con Democracia acerca del presente de la banda, los proyectos pendientes y las próximas presentaciones. Tras los meses de confinamiento, el conjunto volvió a los estudios y los fanáticos aguardan los nuevos singles.

La banda juninense de rock lleva 24 años produciendo éxitos. Las Morochas es sinónimo de barrio, amistad y pasión por la música. Con cuatro discos publicados, y nuevos temas en camino, el grupo sigue escribiendo las páginas de su libro de historia junto al apoyo incondicional de sus seguidores.
Democracia dialogó con Mariano Camún y Daniel Ghirardi,  dos de los músicos que vieron nacer al conjunto, y continúan recorriendo los escenarios cuando su profesión y obligaciones lo permiten. 
Juntos repasaron el presente de la banda, sus aspiraciones y próximas entregas, y en el horizonte próximo se vislumbran los shows en la Región y la publicación de nuevos éxitos. 

Trayectoria
Corría el año 1997, y un grupo de amigos del histórico barrio Las Morochas, con pasión y conocimiento en materia musical, daba los primeros pasos de un largo camino en el mundo del rock local.
Era el final de los noventa, y los integrantes de la banda atravesaban su adolescencia marcados por su gusto musical y la pertenencia al barrio. “Los jóvenes estábamos en una realidad totalmente marginal, antipolítica”, explicó Mariano.
La esquina, la música, los amigos. Las Morochas forjó sus cimientos en donde los jóvenes músicos se sentían cómodos. Daniel Ghirardi ya era guitarrista y a Mariano le apasionaba la escritura; así nació Las Morochas, “cuando el género era un escape, una salida”, explicó el vocalista.
Eran tiempos de cambios. El 2001 tomó por sorpresa a muchos argentinos, pero el estallido social no impidió a Las Morochas continuar su camino. Las presentaciones en el Club Argentino eran una constante, y los aficionados a la banda ya eran muchos. 
“En esos tiempos los barrios eran representación, levantábamos banderas del lugar de pertenencia”, destacó Mariano.
Con un estilo propio, e independencia –que aún mantienen- de la gran industria, la banda empezó a componer canciones propias. El primer conjunto estuvo conformado por Mariano y Daniel, junto a Julián Biurrun, en guitarra y coros, Javier Orellano, en batería y Federico Troia, en el bajo.
La Gran Ciudad no tardó en recibirlos, y las amistades con otras grandes bandas del género -como Las Pastillas del Abuelo, Divididos y Las Pelotas- les abrieron nuevas puertas.

Un buen presente
Si bien Ghirardi contó que “la banda está pasando un buen momento”, las medidas restrictivas que acompañaron a la emergencia sanitaria tuvieron también consecuencias sobre la banda: “Todavía queda un residuo de eso, pero estamos retomando un camino de normalidad”, puntualizó el guitarrista.
Mariano destacó que Las Morochas “sigue siendo una banda independiente”, que mantiene fuertes lazos de identidad con sus fanáticos. “Más allá de que cambiaron los integrantes, Las Morochas sigue siendo un colectivo de amigos”, puntualizó.
La banda lleva 24 años trabajando en el mundo del rock, y sus integrantes explicaron a este diario que trabajan particularmente en el sonido y las presentaciones. “Con el tiempo siempre tratamos de hacer algo mejor”, explicó Camún.

Profetas en su tierra
El barrio Las Morochas anidó a la banda y la vio crecer. Al día de hoy, cada una de sus presentaciones en la ciudad son auténticos espectáculos, con el calor del público que sigue cada movimiento del conjunto.
Al respecto, Mariano recordó que, como reza el dicho popular, “nadie es profeta en su tierra”, pero que “el caso de Las Morochas es particular”. En la misma línea, Daniel describió a la relación con Junín como un “fenómeno aparte”, y expresó que “parece una banda que viene de afuera”. 
La última presentación en la ciudad fue el último  11 de diciembre en la Sociedad Rural, y el músico reconoció que fue “un show ideal”.


Como una banda muy reconocida, Las Morochas “se ganó un respeto muy marcado en el mundo musical”, puntualizó Camún. Lograr tal empresa no es solo cuestión de talento y pasión, indudablemente presentes en su caso, sino también de ser fieles a su estilo, y comprometidos con lo que el público espera.
“Siempre fuimos genuinos con lo que hicimos”, destacó Mariano. Asimismo, el vínculo con los fanáticos, el “gran colectivo de amigos”, como los describen los músicos, es también fundamental. 
“Nunca nos subimos a un pedestal ni nos creímos más que nadie. Siempre estuvimos sobre tierra”, expresó el vocalista.
Sobre la lírica de Las Morochas, Mariano detalló que las canciones de la banda “son de entraña”, y alcanzan a miles de oídos, “de diferentes sectores sociales”.

Caminos distintos, misma pasión
Los integrantes de Las Morochas trabajan desde sus comienzos en sus éxitos y presentaciones de forma remota y esporádica. Lo cierto es que cada músico debe atenerse a las obligaciones y compromisos que su empleo le impone, y habituarse a las reunirse con sus colegas solo en los momentos en que están en la ciudad.
Mariano Camún es comunicador social y profesor en la Facultad de Periodismo de La Plata, donde reside hace años junto a su familia. El vocalista explicó a Democracia que tanto su profesión como su pasión lo ponen en contacto con jóvenes, y destacó que esa es su principal motivación.
Por su parte, Daniel Ghirardi trabaja en el rubro inmobiliario de Junín, y expresó que trabajar a distancia con sus compañeros no les presenta complicaciones adicionales. “Estamos acostumbrados a esa dinámica, así funcionamos y así vamos a seguir funcionando”, expresó.
En dicho sentido, el guitarrista remarcó que la virtualidad es elemental para la mecánica de trabajo de Las Morochas, dado que posibilita compartir audios, archivos, grabaciones a los integrantes. 
Si bien, tal como destacaron los entrevistados, la banda trabaja de ese modo desde hace más de 20 años, también implica un mayor grado de compromiso de sus integrantes, sobre todo respecto a los ensayos y la preparación previa a las presentaciones. “Todos tenemos nuestro trabajo remunerativo, pero esto es un trabajo más”, explicó Daniel. 

Proyectos
El porvenir es siempre incierto, y, consultado al respecto, Camún explicó que “la pandemia enseñó que no se puede planificar”. Sin embargo, Las Morochas preparan sus nuevos éxitos, un conjunto de canciones escritas y grabadas los meses pasados, y que se lanzarán en formato “single”.
Mariano detalló que el objetivo próximo de la banda radica en continuar realizando presentaciones y editando nuevas canciones. Respecto a los próximos lanzamientos, adelantó que no serán en formato disco, como han trabajado hasta el momento: “Eso quedó en el tiempo, ahora se publican singles”, destacó.
El vocalista contó en exclusiva a Democracia que el primer single será publicado el próximo 11 de marzo en las plataformas.
Por su parte, Daniel agregó que también apuntan a “seguir tocando en vivo en la mayor cantidad de lugares posibles”, por lo que prevén organizar presentaciones en las ciudades más importantes del país. Cabe destacar que, según explicó Camún, “Las Morochas es una banda independiente”, que financia sus producciones y organiza sus shows. 
Aunque sus integrantes no vivan de la música, la banda sí lo hace. El cantante explicó que el dinero recaudado por sus shows es reinvertido en sus producciones y discos.
No obstante, advirtió que “es muy difícil para una banda del interior tener repercusión”, sobre todo si no hay una discográfica que realice la publicidad y brinde el apoyo. Mariano explicó que son “un emprendimiento de amigos”, y lamentó que “para muchos solo se trate de números y no de talento”.

COMENTARIOS