OPERATIVO DE REPATRIACIÓN

Una juninense, entre los profesionales argentinos que regresaron para enfrentar al coronavirus

Se trata de la psicóloga Lucía Portiglia, de 30 años, que se encontraba en Barcelona haciendo una rotación. “Los hospitales necesitaban nuestra presencia y quise volver”, indicó a Democracia al llegar a Ezeiza.

Debido a la pandemia de coronavirus que azota al mundo, Argentina necesita personal calificado en el sistema sanitario y por eso, más de cien profesionales entre médicos, kinesiólogos, psicólogos y enfermeros regresaron de Europa para desempeñar funciones en el país.
Entre ellos se encuentra la psicóloga juninense Lucía Portiglia, de 30 años, recibida en la Universidad de Buenos Aires en 2016. Se encontraba en Barcelona desde hacía tres meses haciendo una rotación en un hospital de Barcelona en el marco de su residencia profesional.
Aunque tenía planeado volver para el 29 de mayo, decidió regresar antes para colaborar en la lucha contra el coronavirus. Para ello, contó con la ayuda del cónsul argentino en Barcelona, Alejandro Alonso Sainz, y al cónsul argentino en Zurich, Ramiro Gerszenswit.
Recién arribada a Ezeiza, afirmó a Democracia que “no tuve mucho tiempo para decidir, pero tuve la necesidad de colaborar y por eso estoy acá”. Emocionada por el recibimiento, sostuvo que “los hospitales necesitaban nuestra presencia y quise volver”.
Ahora deberá permanecer en un hotel por 14 días para cumplir con la cuarentena obligatoria y monitoreada antes de empezar a trabajar en la emergencia sanitaria.
La juninense viajó en un avión de la empresa Edelweiss, perteneciente al grupo Lufthansa, y arribó a las 19.37 al Aeropuerto Internacional de Ezeiza. En principio, este vuelo estaba previsto que llegase a la Argentina desde Zurich en carácter de "ferry", es decir sin pasajeros.
Pero el embajador argentino en Suiza negoció con la aerolínea y el gobierno suizo que los profesionales viajasen en forma gratuita. Y el empresario argentino Eduardo Eurnekian asumió los costos del vuelo chárter que trasladó a los médicos desde Barcelona a Zurich.
Además, hay otros 200 profesionales médicos argentinos distribuidos por diferentes partes del mundo que también desean retornar en este momento y el Gobierno analiza los pasos a seguir.
Cabe señalar que una mesa de trabajo interministerial asiste a los argentinos en el exterior, luego de que el Gobierno nacional dispusiera el cierre de fronteras, puertos, aeropuertos y pasos internacionales hasta el 31 de marzo, medida que fue consensuada con los gobernadores y equipos de salud de las 23 provincias y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para mitigar los efectos del coronavirus en todo el territorio.

Hoy regresa otro avión
De acuerdo a una información de Cancillería, hoy un avión hará un doble trabajo: regresar a mexicanos varados en Buenos Aires y repatriar a algunos de las 1724 personas que se encuentran en México.
De esas personas 736 necesitan alojamiento, 551 necesitan comida, 129 se encuentran en situación de desesperación económica, 222 presentan alguna enfermedad y 8 están embarazadas.
En tanto ayer fue un día negro para casi 100 argentinos que se encuentran atrapados en Tailandia. Pese a recibir la recomendación de la embajada argentina en aquel país, el avión que debía llevarlos ayer desde Bangkok hasta San Pablo fue cancelado y los argentinos se quedaron varados allí. La ANAC fue quien decidió, a último momento, revocar la licencia del vuelo.

COMENTARIOS