INFRAESTRUCTURA VIAL

La Picasa: rehabilitaron el tramo de la ruta 7 que estuvo cortado durante más de dos años

Se trata de un tramo de 11 kilómetros, situado al sur de la provincia de Santa Fe, que desde febrero de 2017 permanecía cerrado al paso como consecuencia del desborde de ese espejo de agua, que cubrió la cinta asfáltica y destrozó el pedraplén.

A casi dos años y medio de la clausura del tramo de la ruta nacional 7 sobre La Picasa, el Gobierno habilitó ayer –como anticipó Democracia- el tránsito vehicular entre las localidades de Diego de Alvear y Aarón Castellanos.
Se trata de un tramo de 11 kilómetros, situado al sur de la provincia de Santa Fe, que desde febrero de 2017 permanecía cerrado al paso como consecuencia del desborde de ese espejo de agua, que cubrió la cinta asfáltica y destrozó el pedraplén.
Desde ayer, los automovilistas pueden circular con una velocidad máxima de hasta 80 km por hora, mientras que los camiones y ómnibus de media y larga distancia tienen permitido una máxima de 60 km por hora. A mitad del recorrido, en tanto, fue instalado un radar para el monitoreo de las velocidades.

La Picasa es una laguna que pasó de ocupar 1400 hectáreas en 1985 a ser una enorme masa de agua con 40.000 hectáreas. Creció 28 veces.

Personal de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) permanecerá durante 30 días en la zona para supervisar el tránsito, brindar asistencia a los viajeros y garantizar el cumplimiento de todas las medidas de seguridad.
No obstante, Vialidad Nacional recomienda a los usuarios de la calzada nacional extremar las medidas de precaución, siempre llevar las luces bajas encendidas y acatar las indicaciones de la cartelería.
La Picasa es una laguna que pasó de ocupar 1400 hectáreas en 1985 a ser una enorme masa de agua con 40.000 hectáreas. Creció 28 veces.

Obras
Entre los trabajos realizados por Vialidad Nacional para la recuperación de la Ruta 7 en La Picasa se destaca la ejecución de un bacheo superficial y profundo de la calzada; la recuperación de parte del material de protección desprendido por la crecida; la reconformación de taludes; y la construcción de muros de contención.
Asimismo, se realizó la recolocación de defensas metálicas, el reacondicionamiento de banquinas y la demarcación horizontal (pintura) y vertical (cartelería) de la ruta.
La Ruta 7 es un importante corredor bioceánico que atraviesa el sur santafesino y el noroeste de la provincia de Buenos Aires, una de las regiones de mayor potencial productivo del país.
Este reacondicionamiento beneficiará a más de 3000 usuarios por día –en gran medida transporte de cargas y de pasajeros- que hasta la rehabilitación de este tramo se veían obligados a desviarse por otros corredores como las rutas 8 y 33, por Venado Tuerto.


El agua sigue bajando
Cabe recordar que desde abril pasado se encuentra inaugurada la nueva salida de excesos hídricos, un canal ubicado en la Alternativa Norte de la laguna, que está acelerando el desagote en el sur de la provincia de Santa Fe.
En diálogo con Democracia, el presidente del Comité de Cuenca de La Picasa, Juan Carlos Duhalde, afirmó: “La laguna continúa bajando y la cota está en 103,5. Descendió 2,35 metros desde el pico máximo de 105,85. Como dijimos en una reunión en Junín, no iba a afectar a esa ciudad, y eso fue lo que finalmente sucedió. Es tal cual lo que discutimos en la Unnoba. El líquido fue quedando más arriba, porque en los 90 kilómetros de recorrido se fue evaporando”.

COMENTARIOS