El llamado CMS (Solenoide Compacto de Muones) es uno de los cuatro grandes detectores del Gran Colisionador de Hadrones.
El llamado CMS (Solenoide Compacto de Muones) es uno de los cuatro grandes detectores del Gran Colisionador de Hadrones.
“LA IDEA ES RECREAR LAS CONDICIONES QUE SE DIERON AL PRINCIPIO DEL UNIVERSO”

Una astrónoma juninense, investigadora en la Máquina de Dios, aceleradora de protones

Se trata de Florencia Castillo, quien reside en Europa. Ganó una beca y trabaja en la frontera francosuiza, donde se encuentra la estructura a 100 metros bajo tierra. “A través de cada colisión se producen más partículas: las que conocemos y las nuevas”, explicó a TeleJunín.

La astrónoma juninense, Florencia Castillo, licenciada en Ciencias Físicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), estuvo en la Ciudad donde visitó los estudios de TeleJunín.
La joven habló de su presente en Europa como investigadora del Instituto de Física Corpuscular de la Universidad de Valencia en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), conocido como “La máquina de Dios”.

-¿Cómo comenzó tu pasión por la astronomía?
-Siempre lo tuve incorporado, pero más que nada por curiosidad: por entender cómo suceden las cosas porque la naturaleza en sí siempre me despertó inquietud de cómo funciona. Cuando era chica miraba las estrellas y me daba intriga cómo brillaban. Siempre regresaba y las estrellas seguían ahí y no entendía por qué no se habían ido.
Con estas preguntas comencé a hacerme más cuestionamientos, entonces, al momento de elegir qué carrera estudiar, me incliné por la astronomía. Pensaba que me iba a dar herramientas para responder esas preguntas y lo hizo.

-¿Cómo llegaste a Europa?
-Estudié en la Universidad de La Plata. Cuando terminé la carrera tenía ganas de irme de Argentina, más que nada porque soy joven y también quería conocer afuera y viajar. Entonces me apliqué a becas para después de octubre, cuando ya iba a estar con mi tesis terminada de la licenciatura.
Algunos me decían que no se podía porque necesitaban que ingrese ya para sumar gente al proyecto. Yo tenía mi carta de recomendación de otros científicos, profesores de la UNLP y además mi currículum. Una vez que pasaba el primer techo, me llamaron a una entrevista con la gente de Valencia y le pregunté si me esperaban hasta octubre, y me dijeron que sí. También me gustó mucho el proyecto, y la beca estaba muy bien.

-¿De qué se trata el proyecto?
-A mí me contrataron para seguir una línea de investigación y asimismo hacer un doctorado. El proyecto en sí se basa en la búsqueda de materia oscura dentro del Colisionador de Hadrones que se encuentra en la frontera francosuiza. Es un acelerador de protones, y a través de cada colisión se producen más partículas que conocemos y las nuevas que buscamos conocer.
Se trata de la “Máquina de Dios” que fue descubierta en 2012 por Higgs. Se encuentra ubicada a 100 metros bajo tierra y tiene un diámetro de 30 kilómetros.

-¿Ustedes están viendo cómo surgió el universo?
-La idea es recrear las condiciones que se dieron al principio del universo, que hoy en día se está expandiendo, lo que sustenta más la teoría del “Big Bang” de que ha estado contraído en algún momento con menos espacio y aumenta la temperatura, ya que las partículas tienen mayor interacción entre sí.
Se produce que las partículas a mucha velocidad colisionen y generen más de ellas. Con el acelerador de protones, la idea es recrear esa condición.
Como somos parte del experimento, también tenemos que hacer trabajos para mantenerlo y ahora está parado porque lo están reformando. El año pasado, cuando estaba operativo, nos turnábamos en el control (por 8 horas) donde se toman datos y me crucé con gente de Palestina y Taiwán.

COMENTARIOS