El espigón, cuando aún podía accederse a él. Hoy está clausurado.
El espigón, cuando aún podía accederse a él. Hoy está clausurado.
AÚN SE ENCUENTRA CLAUSURADO

Buscan presupuestar y financiar la obra del espigón de la Laguna de Gómez

Si bien el proyecto ya se realizó, aún deberá buscarse financiamiento y tal vez se logre para 2019. Balestrasse aseguró que "se busca reconstruir por sobre la estructura existente".

El espigón de la Laguna de Gómez tiene más de cincuenta años y por seguridad fue clausurado en 2016 luego de que el municipio analizara un informe técnico sobre el estado de la construcción, elaborado por la secretaría de Obras Públicas, el cual advirtió sobre los peligros para los visitantes y bañistas.
El relevamiento sobre el estado de la estructura de hormigón armado que conforma el espigón, determinó que se encuentra deteriorado y por ello se mantiene cerrado hasta la actualidad.
Si bien se esperaba que tal vez este año pudiera comenzar a repararse, el secretario de Obras Públicas Arq. Marcelo Balestrasse aseguró que el proyecto aún requiere presupuestación y luego ser financiado para poder llevar a cabo la reconstrucción de la estructura.

Proyecto ambicioso
Si bien el proyecto ya se realizó, Balestrasse aseguró que “es ambicioso y se busca reconstruir por sobre la estructura existente, otra estructura con pilotes y avanzar con lozas premoldeadas en vista de que el agua no baja y no se puede trabajar en seco, no hay otra alternativa, no se puede demoler y construir sin hacer una obra importantísima para trabajar”.
El titular del área de Obras Pública destacó que “está el proyecto, el cálculo y estamos avanzando en la presupuestación. Es una obra que corresponde al municipio y no hay financiación para eso. Hay que buscarla en la provincia o en la nación, en la Secretaría de turismo correspondiente”.
Aunque se había pensado en avanzar este año, Balestrasse fue claro: “Lamentablemente para este verano no hay ninguna posibilidad de iniciar ninguna obra respecto al espigón porque eso lleva su tiempo. Terminar de presupuestar la obra y buscar la financiación en los entes estatales, eso se hará ya el año que viene”.

Rotura de la estructura
El espigón tiene roturas desde hace muchísimos años y específicamente “la rotura de la estructura de hormigón que dejó expuestos a los hierros data del 2005 o 2006 en adelante”, según refirió el arquitecto Balestrasse.
“En el 2009 cuando la laguna estuvo seca hubiera sido una posibilidad para haberlo arreglado pero lamentablemente no se hizo. En 2016 cuando asumimos la gestión, alertados por la situación, por parte de la gente de la laguna e ingenieros fuimos a verlo y notamos el compromiso de la estructura y el peligro que significaba y decidimos clausurarlo”, explicó.
Hasta el día de hoy, “decidimos mantenerlo clausurado y evitar riesgos a la población. Estamos a la espera de presupuestar y financiar la obra para el 2019”.

El estudio
Según el informe técnico que se había dado a conocer, el espigón está compuesto por una parte recta que posee una longitud de 120 m y 5 m de ancho y una cabecera de forma circular con un diámetro de 15 m. El tablero está conformado por losas de 24 m x 5 m x 0.10 m, apoyadas sobre vigas continuas a lo largo de todo el espigón. Las vigas tienen su apoyo sobre capiteles que transmiten las cargas hacia los pilares de mampostería y éstos a su vez sobre fundaciones directas.
Se trata de una construcción de más de 50 años de edad, y la cual ya ha llegado a su estado límite de servicio, presentando un gran deterioro que hace necesario tomar medidas inmediatas para una rápida reparación y seguridad ante las personas que concurren al lugar.
Visualmente se pudo observar que se han producido varios mecanismos de degradación en el hormigón armado que han llevado a la estructura a su estado límite de servicio. Estos mecanismos ocurridos fueron tanto procesos físicos como químicos.

COMENTARIOS