Productores en alerta ante el tratamiento del aumento del impuesto Inmobiliario
REFORMAS EN EL CAMPO

Productores en alerta ante el tratamiento del aumento del impuesto Inmobiliario

Hoy se tratará en la Legislatura el proyecto 2018 y la Ley Fiscal por la que el sector agrario manifestó gran malestar. Aguardan negociaciones y posibles modificaciones.

La Legislatura tratará hoy el aumento del 50% del impuesto Inmobiliario para el 2018, además de otras cuestiones, por lo que las distintas entidades agrarias se encuentran en alerta y expectantes por la posible aprobación del proyecto que generó el rechazo del sector agrario y que aguarda modificaciones sustanciales.
Joaquín Elósegui, secretario de la Sociedad Rural de Junín, participó ayer del encuentro que las entidades de Carbap mantuvieron en Pergamino y aseguró que “los productores están en alerta y movilización”.

“Esperamos que haya negociaciones”
Según manifestó Elósegui a Democracia, “estamos en contra del aumento del impuesto Inmobiliario rural ya que nos parece arbitrario. Aparte de que la suba del impuesto responde un poco a la baja de ingresos brutos para la industria y el comercio, lo cual discrimina al sector”, manifestó.
“Los productores tenemos una carga impositiva muy importante, de la provincia, del municipio y la nación y se vuelve insostenible para el sector que entra en quebranto el año que viene”, reclamó.
Asimismo, el secretario de la entidad rural destacó: “esperamos que haya negociaciones, algún paliativo y no se apruebe todo como está formulado. Hay mucha preocupación y disconformidad pero vamos a esperar y tomaremos las acciones que correspondan. En todo caso se hará una asamblea, veremos lo que resulte”.
Por su parte, el productor y concejal del bloque de Cambiemos, Javier Belligoi, se manifestó “dolido” por la falta de consulta ante las entidades.
“Como productor me siento dolido más que nada por la forma en que fue comunicada la reforma. No se consultó en la mesa de enlace provincial, cuando siempre se mostró apoyo a este gobierno por parte del campo, que siempre pone el hombro para que el país salga adelante. Pero la forma, la imposición con la que se tomó esa medida da un poco de bronca”, indicó el edil, quien además resaltó que “esperamos un aumento acorde a la inflación pero no extralimitado”.



Discutido desde el inicio
Las entidades agrarias reclaman que el proyecto fue presentado entre gallos y medianoche y nunca se expuso ante los representantes para ser debatido.
Rosana Franco, presidenta de la Federación Agraria Filial Junín explicó que “el ejecutivo provincial envió el proyecto de ley fiscal impositiva de la provincia a la Cámara de Diputados para tratar distintas cuestiones que tienen que ver con ingresos brutos, impuesto inmobiliario, un paquete de 137 artículos para modificar el actual cobro de impuestos de la provincia de Buenos Aires”.
Según Franco, “lo que más nos afecta a nosotros los productores es la modificación del impuesto inmobiliario, que modifica las bases imponibles y casi en un 50%, una tabla para el cálculo de impuesto que ya venía del año pasado pero con modificaciones, que castiga fuertemente a las valuaciones fiscales, sobre todo aquellos campos que tengan una valuación fiscal un poco alta. Es bastante agresivo el aumento inmobiliario”, destacó.
 

    \LEÉ MÁS: Carbap analiza protestas por la suba en el impuesto inmobiliario rural


Asimismo, se debate una modificación respecto de los sellos que se deben pagar las liquidaciones de trigo, de maíz, de soja, las que llevan un sellado que se abona a la provincia, el cual se elevará al 1% y que según Franco, “es bastante significativo”.
Además, según la presidenta de la Filial Junín de la F.A. “hay modificaciones para pagar anualmente criaderos de cerdos, en donde se contempla la cantidad de animales y no las madres y se quiere cobrar un valor que es una tabla que arranca desde $200 por diez animales y sube hasta $10.000. Son muchas cosas las que hay que modificar, algunas van a ser lapidarias para el productor, otras más benevolentes”. 
Franco indicó que si bien “hay una contemplación al pequeño productor, de menos de 50 hectáreas –con una producción de flores, de papa, un pequeño productor de cerdos, eso parece que estaría exento de inmobiliario pero si tiene 60 hectáreas lo van a castigar fuertemente.
Es una ley que solo contempla la recaudación”.

COMENTARIOS