FEDERACIÓN AGRARIA ARGENTINA

Rechazo a la presión fiscal a productores agropecuarios en Junín y la región

La entidad se opone al acta por la cual se obliga a productores a contratar trabajadores de la bolsa de trabajo de Uatre, considerando que atenta contra la libertad de trabajo.

La Federación Agraria Argentina, Filial Junín, hizo saber su rechazo “en forma categórica, a la excesiva presión fiscal a nivel provincial y nacional, y a los regímenes de control exagerados y superpuestos (de la AFIP) que impacta en pequeños y medianos productores, que soportarán mayores costos de administración. Esto no condice con la mayor producción que solicitan para la grandeza del país”, por lo cual piden su eliminación. Aclaran se esto se debe al nuevo registro de AFIP de tierras explotadas.
Asimismo, la Federación Agraria Argentina rechazó el acta rubricada en el Ministerio de Trabajo y la Uatre por la carga de silos bolsas, que obliga a contratar trabajadores en la bolsa de trabajo de Uatre, atentando contra la libertad de trabajo.

A nivel nacional
El Consejo Directivo de Federación Agraria Argentina deliberó el jueves 3 de agosto en la sede central de la ciudad de Rosario, con gran concurrencia de directores de todo el país.
Los directores recogieron un pedido concreto de las bases para realizar una Asamblea Nacional de Productores como medida gremial para hacer visible las múltiples dificultades no atendidas por los estamentos gubernamentales.
Durante la reunión, el CDC realizó un detallado balance del desarrollo de las 16 asambleas zonales de distrito a lo largo del país durante julio, donde delegados de base de todas las regiones debatieron la situación de los pequeños y medianos productores, informaron sobre las autoridades electas de cada asamblea, y elevaron un pedido unánime de poner fecha para la asamblea nacional.
Las razones que sostienen el pedido de las bases abordan los temas recurrentes que viene realizando la entidad: el impacto de las importaciones que reemplaza trabajo argentino (alimentos, procesados) y desplaza productores; la presión fiscal existente, que requiere un debate para que sea un sistema progresivo de acuerdo a la capacidad contributiva de los pequeños productores; atender las emergencias hídricas en cada sector del país; aumentar el fondo de emergencia; seguro multiriesgo y reclamar políticas diferenciadas que garanticen la inclusión de los pequeños y medianos productores.

“Los agricultores no están en la agenda”
“El plan productivo nacional del gobierno se basa en crecer en volumen, generar competitividad con escala, pero ello es mayor concentración y menos agricultores. No se habla de agricultores y no hay políticas orientadas a promoverlos. No estamos en la agenda del gobierno”, señalaron los directores de la FAA.
Las bases manifestaron preocupación por la realidad de las economías regionales, y sectores productivos, que están siendo afectados por las importaciones de alimentos. Por ejemplo, en producción de cerdo, en 18 meses se importó 230 por ciento más de carne fresca de cerdo, y otro dato es que aumentó un 650 por ciento la importación de embutidos, y el 50 por ciento de la bondiola que se consume en el país es importada. Además, desde el CDC, se instó a los actuales, y futuros legisladores del Congreso Nacional a poner en agenda los Proyectos de Ley de Arrendamiento, Ley de Semilla, para que tengan espacio de debate.
Reiteraron desde el CDC que crecimiento en volumen por sí mismo no garantiza desarrollo territorial, y reivindicaron el rol de los pequeños agricultores como generadores de empleo, protectores del medio ambiente, y actores claves del tejido social en el que se desarrollan los pueblos y ciudades.

COMENTARIOS