None
UNA EROGACIÓN CADA VEZ MÁS CARA

Viajar a Buenos Aires ida y vuelta cuesta unos $ 1100 contando solo peajes y nafta

Ese monto es el mínimo indispensable que debe tener quien quiera desplazarse en auto hacia Capital Federal, sin considerar otros gastos que son habituales en ese tipo de salidas, como el previo control y cambio de neumáticos o la compra de algún alimento a mitad de camino.

El costo de un viaje a Buenos Aires hoy requiere aunque sea una mínima planificación. Es que los 1.100 pesos que necesita un juninense para sacar el auto y salir rumbo a Capital Federal no son un monto menor como para que la necesidad de hacer ese desplazamiento lo tome por sorpresa.
Esa es la erogación base que en la actualidad debe realizar cualquier persona en coche para arribar a suelo porteño, de acuerdo con un cálculo en el que solo están incluidos dos factores: la nafta, en este caso la más barata del mercado, y los peajes.
El gasto se empieza a elevar cuando se incluyen otros aspectos que son muy habituales en ese tipo de traslados, como el control y cambio de neumáticos, y la compra de alimentos y refrescos a mitad de camino, por mencionar los más usuales.
El dinero a desembolsar para llevar adelante ese recorrido viene en franco ascenso desde el año pasado y sigue sin detenerse.
Encima, a principio de este año varias autopistas registraron notables incrementos autorizados por el Ministerio de Transporte de la Nación. Una de ellas fue en la autovía de la Ruta 7, donde el peaje de Villa Espil, situado en el kilómetro 86, pasó de valer 8 pesos a 30 para un auto particular.
Las naftas no se quedaron atrás y experimentaron un fuerte aumento en los primeros cinco meses del gobierno de Mauricio Macri.
Hoy por hoy, el litro de súper YPF cotiza a $ 19 y el de Infinia (la opción premium de la petrolera estatal), $21.
Tomando como referencia estos valores y teniendo en cuenta que para realizar el trayecto de 250 kilómetros que separan a esta ciudad de la Capital Federal un coche promedio consume 26 litros, se deben desembolsar $ 494 si se elige la nafta de 95 octanos o $ 546 si se usa la de mayor octanaje.
En cuanto a los peajes, una vez sumados todos los que se deben pasar si se quiere ir hasta el microcentro porteño de la forma más rápida –Villa Espil ($ 30), General Rodríguez ($ 20 - 25, en hora pico), Autopista Perito Moreno ($ 25 - 30) y Au. 25 de Mayo ($ 25 - 30)– se debe calcular $ 115 con tarifas de hora pico o $ 100 a precio normal.
Con estos precios, la ida y vuelta oscila entre $ 1118 y $ 1212, con las opciones de combustible y peaje más económicas y más caras.

Otras opciones
Con el último aumento autorizado para los micros de larga distancia, los pasajes para viajar en micro desde esta ciudad hasta Retiro ascendieron a $ 326 para el servicio semicama y $ 371 para el ejecutivo. De esta manera, ir y volver en ómnibus ya puede costar $ 740.
El tren sigue siendo la opción más económica. Pese a que el “Martita” de Ferrobaires quedó fuera de servicio, el rápido de Ferrocarriles Argentinos, que pasa sólo una vez por semana, cuenta con pasajes de $ 175 la clase turista y $ 210 la primera clase.

Gastos extra

Pero es muy probable que quien viaje hasta Buenos Aires, si no va de visita a lo de un familiar o a una vivienda propia en esa ciudad, requiera realizar otros consumos. Y ahí es donde entran los gastos extra.
Hoy, estacionar en los puntos neurálgicos porteños ya cuesta hasta $ 150 la hora y $ 2600 el día. Claro está, con estacionamiento techado y seguridad.
Y si hay que comer allá se gasta entre 150 y 250 pesos, por un menú ejecutivo.
Además, si hay que pensar en un alojamiento, un hotel con prestaciones básicas cuesta alrededor de $ 1000 en la zona del microcentro.

Aumentos

En reacción a las subas en los peajes, que llegan al 500% en algunos casos, el coordinador del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (Conaduv), Ricardo Lasca, consideró que los aumentos son "un impuesto al tránsito" y adelantó que el próximo viernes mantendrá un encuentro con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, para expresar su rechazo.
Por su parte, desde el Órgano de control de rutas nacionales se justificó la medida sosteniendo que "se verificó la variación de precios registrados en ciertos componentes principales de los rubros de explotación, conservación y mantenimiento y servicios de apoyo que desarrollan los entes concesionarios, que inciden en el nivel de prestación de servicio al usuario".

COMENTARIOS