Comandante Wisam Hasan Tawil.
Comandante Wisam Hasan Tawil.
EN EL LÍBANO

Israel abatió a un alto jefe militar del Hezbolá

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, llegó ayer a Israel para tratar de desescalar el conflicto en Gaza e impedir que se propague al Líbano, donde, según una fuente de seguridad, un ataque israelí mató a un dirigente militar de Hezbolá. 

Este jefe militar “desempeñaba un rol de primer plano en la dirección de las operaciones militares en el sur”, donde los intercambios de disparos entre el movimiento libanés proiraní y el ejército israelí son casi diarios, añadió la fuente, que pidió el anonimato. Según Hezbolá se trata del “comandante Wisam Hasan Tawil”. Es el responsable militar del Hezbolá de más alto rango que haya muerto desde que este poderoso movimiento abrió un frente con Israel en apoyo al Hamás palestino. Murió en el pueblo de Kherbet Selm, a unos 10 km de la frontera con Israel, cuando circulaba en su vehículo, de acuerdo a la fuente de seguridad. 

Las crecientes tensiones en la zona alimentan el temor a una conflagración regional, cuando la guerra entre Israel y el movimiento palestino Hamás en Gaza acaba de entrar en su cuarto mes. 

El domingo, Blinken advirtió que el conflicto “podría hacer metástasis fácilmente”, pero que su país está trabajando para “evitar” que la guerra se “extienda” por la región. 

 

Reuniones tensas 

Tras pasar por Arabia Saudita, donde se reunió con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, Blinken mantendrá hoy reuniones que se anuncian tensas, antes de viajar mañana miércoles a Cisjordania ocupada y Egipto. Según funcionarios estadounidenses, el secretario de Estado quiere evitar a toda costa que Líbano sea arrastrado a la guerra, convencer a Israel de que entre en una nueva fase militar menos mortífera y entablar un diálogo “difícil” sobre la posguerra. 

Israel juró destruir al grupo islamista palestino Hamás tras el ataque que perpetró en su territorio el 7 de octubre y que dejó unos 1.140 muertos, según un conteo basado en cifras israelíes. 

Hamás se llevó además 240 rehenes, de los cuales unos 132 permanecen cautivos en Gaza. El movimiento palestino Yihad Islámica difundió ayer un video que muestra, según el grupo, a un rehén.

COMENTARIOS
Pelea a piñas y una ley robada en el Parlamento de Taiwán