Ola de ruptura de artistas y famosos
CUARENTENA

Ola de ruptura de artistas y famosos

La cuarentena, obviamente, siempre genera roces”, le dijo, textualmente, Marcelo Tinelli a Ángel de Brito, sobre los motivos que lo llevaron a separarse de Guillermina Valdés, con quien tuvo a su hijo más chico, Lorenzo. Sin embargo, la del conductor y la ex modelo, ahora devenida en empresaria, no es la primera ni será la última parejita de famosos en tirar la toalla en el marco de este aislamiento por el coronavirus que parece interminable. Parece que es cierto eso de que “la cuarentena acerca a los que están lejos, y aleja a los que están cerca”. Y si en la vida real este año estará marcado, además de por la pérdida de trabajos y el encierro, por una alta tasa de divorcios, según estiman los especialistas, la farándula no es la excepción a esa estadística. Apenas comenzado el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio dispuesto por el gobierno nacional, como medida para evitar la propagación del COVID-19, sorprendieron las declaraciones de la abogada Ana Rosenfeld, famosa por tener una clientela famosa. “Se viene una ola de rupturas”, dijo la letrada y agregó: “Lo que pasa en el ambiente es un reflejo explosivo de lo que está pasando en cuatro paredes de un montón de casas. Se avecinan tiempos de muchos juicios, muchos pleitos y la cuarentena fue un desencadenante”. La semana pasada, quienes decidieron seguir sus vidas en caminos separados fueron Mariano Martínez y Camila Cavallo. Padres de la pequeña Alma, que acaba de cumplir tres años, el actor y la modelo parecían vivir una vida ensamble feliz y muy orgánico, sin embargo, sorpresivamente, los dos dejaron de mostrarse mimosos en las redes sociales y sonaron las alarmas. Efectivamente, la cuarentena había hecho mella en la pareja y, de buenas a primeras, la rosarina se mostró viviendo en su nueva morada -un departamento en Palermo- a la que se mudó con la pequeña. El galán, que se divierte en TikTok con videos que se hacen virales, se quedó en su casa de Nordelta, en donde convive con sus otros dos hijos, Olivia y Milo. Otra pareja que sorprendió con su separación fue la de Laurita Fernández y Nicolás Cabré que se vieron obligados a convivir por un “caño roto” y, entre tironeos y mañas exacerbadas, todo explotó por las aires y la rubia se volvió a su departamento de soltera, desde donde volvió a mostrarse en su faceta natural: desacartonada, sin guiones, fresca, bailando sexy como antes de conocer al actor. Ella dejó en claro que la decisión fue de él y que no había marcha atrás. ¿No le habrá gustado como hizo la cama? Otros que decidieron poner fin a su romance internacional fueron Sebastián Yatra y Tini Stoessel. Los dos subieron el mismo comunicado a sus redes sociales, rompiéndole el corazón a sus millones de fans. En este caso, no fue la cuarentena directamente, aunque sí indirectamente: los dos quedaron aislados en diferentes lugares del mundo, sin poder verse, obligados a estar en contacto a través de la tecnología... Parece que el sexting no les funcionó. En abril se había separado la polémica periodista Cristina Pérez de su novio Marcos Yoel Freue, aduciendo que “había cumplido un ciclo” su amor y que los dos tenían proyectos de vida diferentes. Otra cuestionable decisión... Juan Martín del Potro y Sofía Jujuy Jiménez comenzaron a convivir en medio de la cuarentena y no terminaron bien, de hecho, terminaron. Así lo anunció en abril la bella modelo, quien volvió a su departamento desde donde contó que su sueño de amor con el tenista tandilense se había terminado. El fin de semana pasado, en “PH”, dejó entrever que siguen manteniendo diálogo y que, quizás, pueda haber una segunda vuelta cuando todo vuelva a la “normalidad”. Aunque no todo es tan malo para los famosos en esta cuarentena, che. Otros están volviendo gracias a ella. Sino miren el extraño caso de Jimena Barón y Daniel Osvaldo que, por el bien del hijo que tienen en común, decidieron pasar el aislamiento juntos y ahí están: chichoneando para las redes sociales, divirtiéndose en familia, recibiendo muchos regalitos para disfrutar en compañía como esos chiches hot que un sex shop les mandó para que le den rienda suelta a la pasión. Ellos, claro, comparten todo con sus seguidores virtuales. En medio de otro escándalo mediático, More Rial y Facundo Ambrosioni se volvieron a separar, al parecer, por alguna infidelidad del futbolista, padre de su hijo Francesco. Esta vez, el cordobés agarró sus cositas y se mandó a mudar. La hija del Intruso, desde entonces, aprovecha que vive sola y se adueñó del baño desde donde, todas las noches, se fotografía sacando la lengua.

COMENTARIOS