A TRAVÉS DEL TIEMPO

Peluqueros juninenses y los nuevos desafíos de la profesión

En nuestra ciudad, la del peluquero es una profesión en constante crecimiento con muchos jóvenes abriéndose camino así como los más experimentados que se mantienen con años de trabajo.

Cada 25 de agosto se celebra el Día del Peluquero y en Argentina, la fecha se remite a la creación de la "Sociedad de Barberos y Peluqueros".
A nivel mundial, la fecha se remonta al siglo XVIII, en el año 1877 cuando Domingo Guillén (peluquero y director de teatro), organizó un evento en el Teatro porteño Coliseo, al que asistieron 400 personas y donde se creó la Sociedad de Barberos y Peluqueros.
A través del tiempo la profesión se fue organizando hasta que llega al Congreso Nacional de Peluqueros realizado en el año 1940 en la ciudad de Pergamino, convocado por la ex Federación Argentina, que en su magna asamblea oficializó definitivamente el 25 de agosto como Día del Peluquero.

En nuestra ciudad, la del peluquero es una profesión en constante crecimiento con muchos jóvenes abriéndose camino así como los más experimentados que se mantienen con años de trabajo.
Es el caso de Lucas Durante, Guido Cirona, Isabel Guzzo y Teresa Screpis, cuatro peluqueros de nuestra ciudad que en su día destacan el trabajo y los nuevos desafíos de la profesión, especialmente con las nuevas tendencias y los cambios que se dieron en la peluquería en los últimos quince años.

Los hombres, más lindos
Si bien en los comienzos las barberías era lo más común para el corte y retoque de barba de los hombres, con los años se perdió esa costumbre –mientras floreció el de la peluquería de mujeres- para volver a renacer hace algunos años, apoyado en la nueva mirada masculina.
Guido Cirona, de la peluquería para hombres Guido Hair, aseguró que la peluquería masculina ha cambiado en un 100%.
“Antes el corte masculino era básico. Fue impulsado el corte femenino mucho más. Y luego las tendencias europeas cambiaron y comenzaron a incluir más el corte masculino y hoy te diría que superó las expectativas. Te diría que casi supera a la de la mujer”, asegura.

Claro que también considera que “Hay mucho marketing de futbolistas, actores”, que influyen en las nuevas tendencias.
Lucas Durante se dedica a la peluquería unisex desde hace 17 años. Desde su experiencia asegura que “cambiaron las modas, el varón hoy se corta mucho, antes el hombre se cortaba mucho menos, ahora es mantención toda la semana, o van y se retocan, la barba también, es lo que más cambió en el último tiempo”.
Pero sin dudas, lo que más influencia el trabajo, como asegura Lucas, es el toque de creatividad más allá de las técnicas.

Años en el rubro
Isabel Guzzo, de la peluquería que lleva su nombre, tiene en su haber 62 años ininterrumpidos de trabajo como peluquera.
“Toda mi vida lo hice y me gustó. Lo disfruto”, asegura y destaca que entre sus clientas hay mujeres de todas las edades, incluso de muchos años.
Además, Isabel destacó que la profesión se reinventa constantemente y más allá de los nuevos nombres y las técncias, la esencia es la misma.

Teresa Screpis, de Barbarella tiene por su parte 41 años de profesión y muchos clientes desde el minuto uno.
“Nací peluquera, a mis hermanas mayores, a los 12 las peinaba a ellas y a sus amigas”, cuenta.
Además destaca la capacitación y la práctica para los nuevos peluqueros.
“Yo me capacité, viajé y estuve en los laboratorios y peluquerías, vi mucho y aprendí mucho pero es muy importante la práctica”, aseguró.
Sobre las nuevas técnicas y tendencias, más allá de las modas, Teresa asegura que en materia de peluquería “está todo inventado” y destaca que “hay mucho marketing”.

COMENTARIOS