Utilizan 50 mil vasos descartables para hacer una cancha de fútbol

Utilizan 50 mil vasos descartables para hacer una cancha de fútbol

Después del Mundial de Fútbol celebrado en Rusia, la cerveza oficial de la Copa de la FIFA 2018 inauguró una cancha de césped sintético hecha con más de 50.000 vasos descartables.

La iniciativa cuenta con el apoyo de millones de personas que esperan que la cultura del reciclaje se instale en el mundo para frenar la contaminación de ríos y mares.

Según datos de la ONU “cada minuto se compran un millón de botellas de plástico y, al año, se usan 500.000 millones de bolsas”. En playas como las de Mar del Plata se estima que más del 80% de los residuos que hay en la arena y el mar son desechos plásticos.

A menos de un año del Mundial de Rusia, se inauguró en Sochi "The Budweiser ReCup Arena", una cancha de fútbol construida con más de 50.000 vasos que fueron desechados durante el campeonato del año pasado y reciclados.

En el marco de la Copa celebrada en Rusia, más de 3 millones de personas acudieron a los estadios para ver los partidos. Muchos de estos hinchas consumieron cerveza y por tal motivo la marca patrocinadora decidió reciclar más de 50.000 vasos de plástico y con ellos generar césped sintético.

La cancha ubicada frente al Estadio Olímpico Fisht, en Sochi, tiene 65 metros de largo y 42 de ancho. Para su fabricación se reciclaron dos toneladas y media de los vasos de plástico que fueron arrojados a la basura.

Lejos del clásico color verde, el color blanco de esta cancha, por los vasos utilizados, hace que parezca una superficie cubierta por la nieve, muy común en los escenarios rusos durante el invierno.

COMENTARIOS