Serenal y el respirador
Salvador Serenal, intendente de Lincoln.
RESOLUCIÓN JUDICIAL

Serenal y la polémica por el respirador: la justicia desestimó la denuncia penal contra el intendente

La Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 de Junín resolvió que no constituye delito.

En las últimas horas, la Unidad Funcional de Instrucción Nº 2 del Departamento Judicial de Junín, a cargo de la Fiscal Dra. Paola Luján, resolvió que no se constituye delito el hecho denunciado por el traslado de un respirador desde el hospital público de Lincoln a la institución médica privada de Junín, en el marco del traslado del jefe comunual por un cuadro de Covid-19. “No se ha acreditado ningún tipo de entorpecimiento en el normal funcionamiento de la terapia intensiva del nosocomio, al respirador se le dio el uso para el cual fuera destinado a dicha institución, fue utilizado para el fin previsto”, afirma la resolución.

De esta manera, la Instrucción Penal Preparatoria iniciada tras la denuncia efectuada por Patricia Raquel Gatti, Diego Eduardo Ibáñez, Bernardo Baccello Saavedra, Juan Pedro Pezzi, Martín Iván Folcia y Mónica Laura Solanille, desestimó la existencia de delito alguno y estableció que, "dada las constancias reunidas en los hechos analizados no encuadran en conducta alguna de las tipificadas por el Código Penal Argentino". 

Fallo completo: https://cutt.ly/bTgGQiv

El hecho

El intendente Salvador Serenal, había confirmado su diagnóstico de Covid-19 el domingo 6 de junio de este año, se encontraba con tratamiento ambulatorio y cursó una neumonía leve, con requerimiento de oxígeno en su domicilio. Luego el cuadro se empeoró y en la madrugada del 16 de junio, el intendente de Lincoln fue internado en la clínica privada La Pequeña Familia de Junín debido a complicaciones en su cuadro de Covid-19, se encontraba con oxígeno, en el sector Covid de la clínica, ubicado en el primer piso del edificio. 

En su momento, el secretario de Salud, Sergio Lorenzo, brindó detalles del trámite administrativo que se cursó entre la clínica privada y el hospital de Lincoln, para la cesión y posterior regreso de un respirador al centro de salud público.

“Cuando su equipo médico decide la internación del intendente, nos comunicamos con el plantel de profesionales que recibiría ese día cualquier derivación y nos plantean que estaba dentro de las posibilidades recibirlo con el cuadro que se le plantea, pero que no contaban con respirador en la terapia intensiva. La institución comunica que aceptan al paciente con la condición de que se le facilite un respirador”, aseguró el doctor Lorenzo para explicar lo ocurrido.

Según las declaraciones del funcionario en la conferencia de prensa aseguró que, esta es una práctica habitual entre instituciones y que en pandemia existe incluso un DNU que exige la colaboración mutua de recursos, incluso el recurso humano. En ese sentido aseguró que, "el intendente en ningún momento supo que tenía que ir con un respirador y menos que se trasladaba un respirador del Hospital”, apuntando que fue una decisión interinstitucional, tanto de la clínica como del hospital.

En su momento, Democracia consultó sobre esta práctica al director médico de La Pequeña Familia, Javier Pepa, el mismo aseguró que: "es habitual que se pidan insumos de toda índole entre instituciones en el medio de situaciones de emergencia. De hecho el hospital de Junín hace unos días nos prestó dos respiradores. En otras ocasiones, nosotros les hemos prestado insumos a ellos. En situaciones de emergencia se prioriza la solidaridad entre instituciones y la salud de las personas", aseguró.

COMENTARIOS