Se realizó un Encuentro de Mujeres Líderes en Lincoln

Se realizó un Encuentro de Mujeres Líderes en Lincoln

“El reconocimiento tiene que ver con mujeres reales que hoy están en una posición muy lograda”, dijo la titular de Acción Social Valeria Menna.

El sábado 29 de septiembre tuvo lugar un Encuentro de Mujeres Líderes en el marco de la Escuela Municipal de Mujeres Líderes. En esta oportunidad, disertaron desde el ámbito político, la Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Prof. Patricia Galinelli y la concejal del unibloque PJ/FPV, Mariela Roldán; desde el sector deportivo, la atleta Zulma Zárate; y desde el espacio religioso, la pastora de la Iglesia Evangélica Bautista y Bióloga, Marina Lidia Bissie.

La apertura estuvo a cargo de la Secretaria de Acción Social, Dra. Valeria Menna, quien en su discurso sostuvo que “la idea de la Escuela Municipal de Mujeres Líderes tiene como principio fortalecer a las mujeres. Y, este encuentro tiene que ver con mujeres reales, mujeres que nos encontramos en la calle en la vida diaria y hoy las vemos que están en una posición muy lograda, y que han pasado por mucho esfuerzo y muchas vicisitudes para llegar a este lugar”. En la misma línea agregó: “Entendemos que hay un montón de mujeres que tienen ganas de empezar ese camino”.

Además, la Dra. Valeria Menna adelantó que “esta es una de las actividades que ofrece la Escuela, y en una segunda etapa tendremos el Registro de Mentorías y el Diplomado que van a empezar a funcionar a partir del año que viene”.

Cabe destacar que el encuentro fue desarrollado en el marco de la Escuela Municipal de Mujeres Líderes, un proyecto creado por el área de Acción Social que fue evaluado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través de una de sus convocatorias de “Innovación y Desarrollo Local”.

Patricia Galinelli

“Pienso que yendo para adelante, luchando por buenos objetivos, con honestidad y con humildad se pueden lograr un montón de cosas sin necesidad de poner la fuerza en otro lado sino en el objetivo que se vaya a fijar”.

“Me parece válida la creación de la Escuela de Mujeres Líderes porque entre todas podemos ayudarnos para poder animarnos a muchas cosas, ya sea en la actuación política, en lo profesional, en un emprendimiento, en todos los órdenes de la vida donde hoy las mujeres han llegado a ocupar lugares importantes. Porque la mujer puede hacerlo más allá de que se siga ocupando de la casa y de sus hijos”.

Mariel Roldán

“Estamos logrando conquistar derechos que nos han costado durante mucho tiempo; que venimos pregonando y que venimos trabajando. No solamente con la igualdad de género sino en la igualdad en los cargos públicos y en representaciones en las listas partidarias”.

“En este momento y en esta situación que vive el país, estar trabajando en una Escuela de Mujeres Líderes me resulta de suma importancia porque la mujer le da otra impronta a la mirada que hoy se necesita en cuanto a la solidaridad, en cuanto a la sensibilidad con que se debe manejar el rol hacia los ciudadanos”.

“Lo primordial es tener sensibilidad social sobre todo cuando una tiene una mirada abarcativa y trabaja en la justicia social”.

Zulma Zárate

“Una mujer líder tiene que tener muchas ganas, ir para adelante, no bajar los brazos, estar, ser perseverante y honesta con lo que hace y tener respeto por sus compañeros”.

“Uno tiene que tratar de cumplir los sueños y golpear todas las puertas, algunas se abren y otros no, pero no hay que dejar de soñar y de luchar siempre”.

“Con mi humildad soy muy feliz y estoy muy agradecida a la vida. A mí el deporte me abrió la mente, y es lo mejor que me pasó en la vida”.

Lidia Bossie

“La Escuela de Mujeres Líderes es una idea muy importante, con visión de futuro. Deseamos que esto se prolongue en el tiempo y que más mujeres líderes tengan más acercamiento a las mujeres jóvenes que recién empiezan. Que tengan un apoyo que a lo mejor no tienen en su casa o en su familia”.

“Una mujer tiene que tener propósito, convicción y empuje. Una mujer tiene que estar sana interiormente, no tiene que tener una baja autoestima, y debe cumplir con su propósito”.

“Guío a las mujeres que van a la iglesia, las guío en el camino espiritual y también las aliento a estudiar, a capacitarse, a tener una visión de su futuro”.

COMENTARIOS