Aiola celebró que el presidente haya citado al radicalismo para el lunes.
Aiola celebró que el presidente haya citado al radicalismo para el lunes.
ENTREVISTA CON VÍCTOR AIOLA

“Macri escuchó mi pedido de que la vicepresidencia sea para el radicalismo”

Tras no ser visitado por el presidente y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires en su visita a Chacabuco, Aiola aseguró que se trató de un hecho desprolijo pero sin importancia y celebró que Macri reciba a los radicales el próximo lunes.

La visita de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal a la fábrica de galletitas en la localidad de O’Higgins, partido de Chacabuco -sin invitar al intendente Víctor Aiola a la recorrida- despertó todo tipo de especulaciones en el ámbito político.
En diálogo con Democracia, el jefe comunal de Chacabuco se refirió al hecho que consideró un “error involuntario” y, sin rencores, celebró que el presidente haya citado al radicalismo para el próximo lunes.

- ¿Qué lectura hace acerca de que Macri y Vidal no lo hayan invitado a la visita que hicieron en la fábrica de galletitas en O’Higgins?
- Me pareció un poco desprolijo pero, seguramente, ni el presidente ni la gobernadora estaban al tanto de la situación. A veces ocurren los errores en el protocolo, a nosotros también nos pasa y yo no me entero, pudo pasar eso. No tengo problema. Seguramente había cosas más importantes para hacer que avisar al intendente.

- ¿Lo vincula a su pedido contundente respecto de un mayor espacio para el radicalismo dentro de Cambiemos?
- Digo que es una de cal y una de arena. Por un lado, no me avisa el presidente cuando llega a Chacabuco pero, por otro, me escucha cuando le pido la vicepresidencia para el radicalismo, que se la pedí hace unos meses y, aparentemente, ahora nos citó para el lunes que viene. No me avisa que viene pero me hace caso cuando le pido cosas para el radicalismo. Estoy contento porque, meses atrás, yo había pedido que la fórmula provincial de Vidal y Salvador en Provincia se replique en Nación, porque era una fórmula que anduvo muy bien. Vemos con buenos ojos que el presidente nos haya escuchado y que llame a los radicales para poder charlar este tema y otros. Así que si me va a seguir escuchando pero no me visita, está todo bien.

- ¿Cómo ve al radicalismo hoy dentro del espacio Cambiemos?
- A nivel provincial lo veo muy bien, estamos trabajando muy bien. A nivel nacional creo que hay una conducción medio anémica y el radicalismo debería tener mucho más protagonismo. Si bien hay un buen trabajo de los dirigentes provinciales, tendría que haber más presencia del radicalismo a nivel nacional.
Cuando Cornejo habló de la posible candidatura de Lousteau, siendo que ni siquiera integra el bloque de diputados nacionales del radicalismo, me pareció un poco arriesgado y generó tensiones que no deben ocurrir. Cada cual hace su juego a nivel nacional y no hay un trabajo en conjunto, entonces pienso que el radicalismo, a nivel nacional, se tiene que reunir y tomar decisiones, le tiene que plantear al PRO la conducción, podemos aportar una mirada social muy importante. La democracia, como decía Raúl Alfonsín, tiene una deuda que es la deuda social, con todos los ciudadanos y la podemos cubrir desde el radicalismo. Me parece interesante que se nos escuche un poco más. Veo con buenos ojos que el presidente haya ido a Junín y que no me haya visitado pero por lo menos me escuchó cuando pedí que la vicepresidencia sea para el radicalismo.

- ¿Qué expectativas tienen respecto de la cita que pautó Macri con el radicalismo?
- Esperamos que se hable de la situación que está ocurriendo en nuestro país, que se deje que el radicalismo tenga más injerencia en la toma decisiones y que se trabaje en conjunto. Si se le da mayor participación al radicalismo a nivel nacional, pienso que se abre una puerta muy grande a hacer un gran frente electoral, un Cambiemos reforzado, y que podamos seguir gobernando. Necesitamos, al menos, dos gobiernos más para cambiar el rumbo del país. Al radicalismo no le importan los lugares sino poder participar y tomar decisiones para cambiar el país, ser protagonistas de la historia. Estamos preparados. Cambiemos necesita más radicalismo.

- ¿Cree que desmarcarse de la figura de Macri pudo ayudarlo en el ámbito local?
- Eso no me parece ni ético ni justo. Somos un equipo. Seguramente hubo un error involuntario y seguramente no pasó de ahí, no tiene que ver con algo político. Están muy buenos los mano a mano que hace el presidente pero siempre hay que respetar al jefe territorial del lugar. No tiene mayor importancia, sobre todo porque al otro día supimos que había escuchado lo que pedimos desde Chacabuco respecto de que la fórmula provincial se replique a nivel nacional. Así que me parece bien que no me visite pero que me escuche cuando pedimos cosas para el radicalismo nacional. Está todo bien, no necesito que me pidan disculpas, es un hecho menor sin importancia.

COMENTARIOS