RUMBO A LAS ELECCIONES DE OCTUBRE

Felipe Solá: “El Gobierno no hace nada para unir a los argentinos”

El primer candidato a diputado nacional de Buenos Aires por 1País participó del ciclo televisivo Reporte Especial (TeleJunín) y en una entrevista afirmó que “no es muy atractivo un país dividido para invertir”. Críticas y elogios a Vidal. La opinión del caso Maldonado.

Está recorriendo distintos distritos del noroeste bonaerense.
-Es la segunda vez que recorro el noroeste, la primera fue antes de las PASO. Comienzo siempre por Junín, me acompaña Mario Meoni, nuestro candidato a senador. Para mí es como un oficio. Es algo que me gusta y hace muchos años que lo hago y así conozco todo y puedo preguntar por los cambios. Los cambios pequeños o grandes que ha habido en cada lugar.

-¿Y cuál es el mensaje en esta Argentina tan fragmentada?
-El problema del enfrentamiento interno en la Argentina es serio porque hace a los espíritus. Más allá de que nosotros creemos que políticamente lo inventó el kirchnerismo, que creó la división allá por 2008, 2009, de una manera deliberada y muy fuerte, ahora lo fomenta el gobierno de Macri con un objetivo electoral. Estamos en un problema serio y no es fácil calmarlo ni apagarlo. Es una responsabilidad política del que gobierna, muy fuerte. Fue propuesto por Cambiemos como uno de los tres objetivos que se propuso, pero nos mintió. El tercer objetivo era “unir a los argentinos”. El primero era pobreza cero, que estaba ya mal enunciado, era reducir la pobreza; y el segundo era combatir el narcotráfico. El Gobierno no hace nada para unir a los argentinos, ni ellos, ni sus adversarios. Esto es grave porque limita nuestro crecimiento como país. No es muy atractivo un país dividido para invertir.

Arranqué con el patacón, en un país que retrocedía con un 13,5 del PBI, un desastre. Pero nunca hice bandera ni publicidad sobre lo honesto que era mi gobierno.

-En este contexto, ¿cómo hace 1País para terciar en esta división?
-Argentina hace seis años que no crece. Si dividís el PBI por habitantes, somos cada vez más pobres. Entonces ese es el clima en el cual se aumenta la división. Nosotros decimos y lo dice Massa permanentemente, vean la cuestión de tranquilizar los ánimos también vinculadas a la economía y además, cambien el modelo económico o por lo menos corríjanlo.

-O sea que usted ve esta división entre argentinos íntimamente vinculada a las desigualdades sociales y económicas.
-Sí. Y al mismo tiempo no queremos ser una oposición que solo señala los errores del Gobierno. Ha cometido muchos errores el Gobierno. ¿Qué tiene 1País? Un buen equipo político y profesional que dirige Roberto Lavagna y propuestas. Tenemos propuestas para todos los temas. Uniéndonos con el Frente para la Victoria obligamos a que el Gobierno tomara una decisión de bajar el impuesto a las ganancias sobre los salarios. No mucho, queríamos que lo bajara mucho más, pero lo obligamos y salió una ley. Obligamos a que hubiera una ley de emergencia social.

-Usted fue gobernador bonaerense, quiero preguntarle por la administración de Vidal y su mensaje de trasparencia, de lucha contra las mafias, ¿cree que es real o que hay una sobreactuación, una utilización política?
-Fui gobernador seis años y no me pasé la vida acusando al que había gobernado antes. Pero sí le puedo asegurar que mi gobierno fue transparente. No hay una sola persona de importancia dentro de mi gobierno que haya sido acusada de nada y si algunos se fueron es porque yo sospechaba, pero no tenía pruebas. Hice lo que había que hacer.
No me tembló nunca la mano para eso. Arranqué con el patacón, un país que retrocedía con 13,5 del PBI, un desastre. Aprendí a gobernar desde el desastre.Nunca hice bandera ni publicidad sobre lo honesto o trasparente que era mi gobierno. Sí creo que hay un marketing, una sobreactuación, también creo en las buenas intenciones de María Eugenia Vidal. Creo que tiene buenas intenciones pero tiene cosas favorables. Mi presupuesto era de 10 mil millones de dólares por año, tomemos el dólar como variable. El presupuesto de María Eugenia Vidal son 32 mil millones de dólares y no ha crecido tanto la población, un 10%. No le quito méritos a su actuación, creo que es excelente cumpliendo el rol que la gente quiere que tenga. Ella no es Heidi, es un cuadro fuerte, pero creo que exagera a veces su exceso de risa y tranquilidad y demás porque se crea un personaje. Yo no me creé ningún personaje. En lo bueno que haga la voy a acompañar, pero tampoco voy a comprar sobreactuaciones.

El tema no es cortar el déficit como sea en una Argentina que va para abajo. El tema es primero crecer y después tomar la tijera y ver en qué se puede recortar.

-Con respecto a la pobreza y las desigualdades, ¿cree que está mejor la Provincia?
-La situación económica de la Provincia depende de la actividad económica. Y la actividad económica ha empeorado mucho en 2016. Cayó el producto bruto, hubo inflación de 42, 43 puntos. La devaluación del 40 y pico por ciento por la apertura del cepo, aunque había que hacerlo, pero eso impactó en los precios y aumento de la pobreza. En este año vamos a aumentar el 2,5 pero solo vamos a compensar el año pasado, pero como son más los argentinos estamos empobreciéndonos. Vidal no puede hacer mucho sobre la actividad económica, por eso nosotros pensamos que hay que poner el caballo primero y el carro después.
El tema no es cortar el déficit como sea en una Argentina que va para abajo. El tema es primero crecer y después tomar la tijera y ver en qué se puede recortar. Primero crecer.
No levantar la tasa de interés como hace el Banco Central para bajar la inflación y lo que consigue es planchar la actividad económica.

-¿Qué opina del caso de Santiago Maldonado? ¿Cree que el Gobierno actuó mal?
-Se ha hablado mucho del caso Maldonado. Se dice que el 80% del país está enterado del tema por cómo se viralizó y se difundió. Y está bien que así sea porque es un desaparecido en democracia. Pero no puede ser el único tema. Lo que lo convirtió en un único tema fue el error grave del Gobierno de tener un prejuicio a favor de la Gendarmería y defenderse, prever que iba a ser acusado. En lugar de tomar distancia de las fuerzas de seguridad, que es lo que aconsejan los libros y la experiencia, para poder investigar. Acá se cometió un error gravísimo.

COMENTARIOS