On-Off
MARKETING APLICADO

On-Off

La relación con las marcas.

Hay marcas que forman parte de nuestra vida, pero no son centrales, categorías que no representan un aspiracional como puede ser la indumentaria, los vehículos o la tecnología.

Son productos que necesitamos, pero no valoramos, hasta que llega el dengue y la fricción entre oferta y demanda destroza la relación. Hoy los repelentes son un bien de lujo y los fabricantes no están jugando limpio. 

Resulta que los precios se fueron por las nubes y matar mosquitos es un 170% más caro con relación al mes de diciembre. Esto siempre y cuando logremos encontrar el producto en góndola, tratándose de un mercado en el que el principal fabricante tiene el 80 por ciento de la góndola, una especie de monopolio. 

Estamos desesperados, corremos por el famoso aerosol, crema o como venga. Lo buscamos por todos lados y hasta lo compramos al por mayor por internet. Si alquien tiene uno, le pedimos que nos ponga un poco, mendigando, para escapar a las picaduras y el riesgo de contraer una enfermedad. 

Recientemente hubo un boom de marcas alternativas. Algunas que buscan pegarse al líder por semejanza de nombre y color. Aun así, estamos atrapados entre la espada y la pared. Debemos acudir a una marca que cobra lo que se le ocurre o inclinarnos por otras de dudosa procedencia y efectividad. Por eso, decidimos invertir los pesos que van quedando en el famoso repelente. 

Sin rencores. El punto de inflexión será cuando esta situación pase y surjan opciones confiables, marcas que puedan ofrecer lo mismo. Momento en que los consumidores vamos a recuperar el poder y seguramente, con memoria activa, podamos darle la oportunidad a otro fabricante. Y eso es lo que sucedió. 

Sin dudas el crecimiento de la demanda representa una oportunidad de negocio, ya no solo de vender más volúmen, sino de aumentar el precio para maximizar la rentabilidad. El punto importante es la relación con tus clientes: protegerlos en un momento sensible que seguramente pasará. 

El vínculo entre la gente y las marcas debe tener una coherencia, como cualquier otra relación. Se trata de estar presente cuando te necesitan, sin puñaladas por la espalda, sin “aprovecharse” de la situación. Pareciera ser que eso es lo que están haciendo frente a la necesidad de la gente de protegerse del feroz ataque de los mosquitos. 

Se trata de recordar este tema cuando debamos dejar en OFF a una marca que hoy está ON.

COMENTARIOS
Botón