DEFENDÍA A VÍCTIMAS DE ABUSO DE UN CURA

Atentado con bomba a un abogado querellante

Uno de los abogados querellantes en la causa en la que se investiga al exprefecto del Seminario Menor de Paraná, Justo José Ilarraz, acusado de abusar de al menos 50 seminaristas entre l984 y l992, abandonó ayer el caso luego de sufrir un atentado con artefactos explosivos en su vivienda. Milton Urrutia, el abogado que fue seminarista en los años en que Ilarraz estuvo al frente de ese instituto y que tuvo que abandonar la vocación porque, según dijo, le "arruinaron la vida", reveló que ayer explotaron dos bombas caseras en el garaje de su casa, donde también había una carta en la que le decían que se "deje de joder con la causa de los curas y que la próxima iba a ser un tiro en la vivienda". El abogado, que representa a varios exseminaristas que denunciaron haber sido abusados por Ilarraz, responsabilizó del atentado a "un grupo organizado de cuasi terroristas".

COMENTARIOS