BUENOS AIRES

El Subterráneo vuelve a complicar a Buenos Aires

El servicio estaba prácticamente paralizado a raíz de una interna gremial entre la UTA y los metrodelegados. Hubo graves incidentes.

El Subterráneo sigue provocando dolores de cabeza a los porteños. Pese a que es el transporte público más efectivo en la Ciudad, se encuentra afectado por medidas de fuerza en forma recurrente.

Este lunes, estaba prácticamente paralizado por medidas de fuerza cruzadas entre los gremios de la UTA y los Metrodelegados, que mantenían sus paros escalonados pese a una conciliación obligatoria.

La medida fue dispuesta por la Subsecretaría de Trabajo porteña, dependiente de la gestión de Mauricio Macri, luego de que la Unión Tranviarios Automotor dispusiera un paro sorpresivo por incidentes que se produjeron a primera hora de la mañana en la línea D -que a esa hora estaba paralizada por la medida de fuerza de los metrodelegados- cuando personal de la UTA quiso cumplir con su trabajo y hubo enfrentamientos entre los propios trabajadores.

En medio del paro dispuesto en todas las líneas del subte, en la cabecera oeste de la línea E, Plaza de los Virreyes, se registraron incidentes pasadas las 8 de la mañana, con agresiones de parte de desconocidos hacia los trabajadores. Volaron contenedores plásticos de basura por encima de los molinetes y varios exaltados -del lado del público- insultaban e invitaban a pelear a los trabajadores, que evitaron reaccionar, ante la mirada de los agentes de la Policía Federal que, aclararon, custodian el sector del Premetro.

Llamaba la atención la presencia de un delegado de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, ataviado con una camiseta que alude a "La Banda del Turco", con letras rojas, blancas y negras, más una gorra del Club Chacarita Juniors. Por su parte, la concesionaria Metrovías expresó su "más enérgico repudio a los incidentes que se registraron en las primeras horas de la mañana en la estación Congreso de Tucumán de la Línea D", que derivaron en una huelga sorpresiva que dejó sin servicio a todas las líneas.

La empresa concesionaria, a través de un comunicado, sostuvo: "Ante esta situación, algunos empleados, entre los que se encontraba un coordinador de Recursos Humanos, tuvieron heridas y contusiones y se encuentran recibiendo la asistencia adecuada". "Metrovías lamenta profundamente este tipo de acciones y se encuentra a disposición de las autoridades a efectos de colaborar en las gestiones que se realicen para resolver la situación planteada", añadió la empresa. Y agregó: "Este tipo de incidentes están motivados por una disputa intrasindical que se da en el marco de una paritaria ya cerrada, perjudicando en forma directa a los 950.000 pasajeros que diariamente utilizan el servicio".

COMENTARIOS