Afirman que el Gobierno y los bonistas acercaron posiciones
RENEGOCIACIÓN DE LA DEUDA

Afirman que el Gobierno y los bonistas acercaron posiciones

Economía presentó una propuesta enmendada y dos grupos de acreedores privados mostraron una contraoferta para la reestructuración de bonos por U$S66.238 millones.

El Gobierno y sus acreedores han acercado posiciones luego de una nueva ronda de propuestas con los principales tenedores de bonos, lo que refuerza las esperanzas de que se llegue a un eventual acuerdo para reestructurar unos 65.000 millones de dólares en deuda.
El Gobierno presentó el jueves una propuesta enmendada con vencimientos ligeramente adelantados y un período de gracia de dos años para el pago de cupones, luego de que Economía rechazara una nueva contraoferta de dos grupos de acreedores claves en la negociación.
El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que la nueva propuesta de los tenedores de bonos había sido un paso en la “dirección correcta”, pero que aún no cumplía con lo que el país necesitaba para salir de su crisis de deuda en medio de una prolongada recesión.
Dos grandes grupos de acreedores privados de la deuda pública argentina presentaron en forma conjunta una nueva contraoferta para la reestructuración de bonos del país emitidos bajo ley extranjera por 66.238 millones de dólares.
La nueva contrapropuesta fue presentada conjuntamente por el Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos (Ad Hoc Bondholder Group) liderados por BlackRock y el Grupo de Titulares de Bonos de Canje de Argentina (Argentine Exchange Bondholder Group) en donde está el grupo Monarch.
Según el comunicado de los acreedores, la propuesta “proporciona un alivio significativo del flujo de caja por adelantado en los próximos años (2020-2023), satisfaciendo las necesidades de la Argentina”.
“Una combinación de cupones de efectivo particularmente bajos y extensiones de vencimiento ofrece un alivio de U$S23.800 millones en el período de 4 años. También hemos propuesto una reducción de cupón promedio en la curva de vencimiento de la Argentina del 32 por ciento, llevando su tasa de cupón promedio a 4,25 por ciento, un valor actualmente solo reservado para los soberanos con mayor grado de inversión en América latina y en los mercados emergentes”, plantearon los grupos.
Además, dijeron que para aliviar las presiones de refinanciación en los próximos años, los nuevos bonos emitidos bajo la propuesta conjunta han extendido los vencimientos en comparación con el stock de deuda existente, con un vencimiento promedio de 13,3 años y sin pagos de amortización hasta 2025.
“Implica un alivio sustancial del flujo de efectivo durante casi una década. En total, nuestra propuesta conjunta proporciona a la Argentina un alivio total del flujo de efectivo superior a U$S36.000 millones durante un período de nueve años y está diseñado para encajar tanto en el marco macroeconómico expresado por el Gobierno como en el marco de sostenibilidad de la deuda del FMI”.
Ayer los dos grupos emitieron un nuevo comunicado en el que dicen que confiamos en que la nueva propuesta conjunta proporcionará “la base para una solución de colaboración” que sirva tanto al interés del pueblo argentino como a ayudar a restaurar la confianza de la comunidad financiera internacional.
Recordemos que la Argentina extendió la fecha límite para las conversaciones en curso hasta el 2 de junio, aunque personas cercanas a las negociaciones dicen que es muy probable que el período sea ampliado una vez más.

COMENTARIOS