Macri pidió fiscalizar los votos y cuidarse de “deditos”
CÓRDOBA

Macri pidió fiscalizar los votos y cuidarse de “deditos”

El Presidente respondió con una ironía la afirmación de Fernández sobre las personas mayores sin celulares.

El presidente Mauricio Macri amplió su convocatoria a “fiscalizar y cuidar el voto” en las elecciones del 27 de octubre y tras señalar que “al pasado no volvemos”, reiteró sus críticas al kirchnerismo al sostener que “no queremos más deditos que nos disciplinen diciendo cómo tenemos que pensar o vivir”.
Al frente de un acto de la caravana electoral “Sí, se puede”, en la ciudad cordobesa de Río Cuarto, Macri le aseguró a sus seguidores: “Vine a decirles que no están solos. Entendemos que esta no es una elección más”.
Macri, quien se mostró distendido, se tomó el tiempo para refutar una frase de su oponente Alberto Fernández, que había asegurado que los abuelos “no tienen celular”.
“Esta abuela no puede tener teléfono, esta es una abuela rebelde”, dijo el Presidente al tomar el dispositivo de una mujer que estaba en primera fila, y respondió así a la afirmación del peronista de que los mayores en Argentina no usaban celular por la crisis económica.
“Estamos acá, con esta energía que la tenemos que transformar en acción para ir a votar por ese futuro que soñamos”, arengó el mandatario que va por la reelección con la coalición Juntos por el Cambio en los alrededores de la plaza Roca, donde se montó el escenario.
Macri remarcó que con el resultado adverso de las Paso “el mundo se asustó. Pensó que nosotros íbamos a volver al pasado, pero no nos conocen, amagamos un poquito, pero al pasado no volvemos”.

Asimismo, convocó a “fiscalizar y cuidar el voto” y sostuvo que “nunca estuvimos tan cerca de alcanzar la Argentina que soñamos. Llevemos a votar a los abuelos, a nuestros tíos, a nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo, llevémoslos a votar a todos los que quieren apostar por el futuro del país”.
También pidió seguir apostando por “los valores de la verdad, honestidad, el diálogo y el respeto por el otro como herramientas para arreglar los problemas que arrastramos hace décadas en nuestra economía. Lo vamos a arreglar, cuatro años es poco tiempo, pero hoy estamos mucho mejor parados”.
En ese contexto, sostuvo que hay una agenda de temas por resolver, como “una inflación de 80 años que es un flagelo en nuestro país, con un promedio de más del 60 por ciento” y ahora, dijo, “llegó el momento de tener una economía ordenada mediante acuerdos con toda la dirigencia”.
Acompañado en el palco por su esposa Juliana Awada; el presidente del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, el radical Mario Negri y el principal referente del Frente Cívico, Luis Juez, entre otros, el presidente Macri apuntó contra el kirchnerismo al manifestar que “la gente no quiere más a los prepotentes que se creen los dueños del poder. No queremos más deditos que nos disciplinen diciendo cómo tenemos que pensar o vivir” y que los argentinos “no quieren más a los mafiosos”.

COMENTARIOS