Carrió renunció a la Comisión de Relaciones Exteriores en Diputados "para hacer campaña"

Carrió renunció a la Comisión de Relaciones Exteriores en Diputados "para hacer campaña"

La diputada nacional Elisa Carrió (CC) anunció que renunciará a la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, "para hacer campaña" en vistas a las elecciones de renovación legslativa de cotubre próximo.

La diputada nacional Elisa Carrió (CC) presentó su renuncia a la presidencia de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja y justificó su decisión en la necesidad de recorrer el país "para hacer campaña" por Cambiemos, de cara a las elecciones legislativas de octubre próximo, en las que será candidata por la ciudad de Buenos Aires, y "para no obstruir la búsqueda de consensos".

Carrió, quién será reemplazada en la titularidad de la comisión por Cornelia Schmidt Liermann, del PRO, aclaró que su decisión no está vinculada con la designación del canciller Jorge Faurie, en reemplazo de Susana Malcorra, luego de sus últimas declaraciones en las que afirmó que "al que viene no sé ni quién es y obviamente lo voy a investigar primero".

"Cómo no voy a investigar si me dicen que tuvo una sociedad con Ramón Hernández", dijo en referencia al ex secretario de Carlos Menem.

"No quiero que se entienda como un conflicto con el nuevo canciller", aseguró Carrió, quien justificó su decisión de dejar el cargo "pero no la comisión", al sostener que "como candidata en la Capital voy a tener que hacer campaña en muchos lugares del territorio nacional" y la presidencia de la comisión "es incompatible" porque, advirtió, su participación en la campaña "va a politizar la comisión" y "puede poner en riesgo los consensos".

Tras anunciar en el Congreso que su renuncia a la presidencia de la comisión era "definitiva", Carrió posteó en la red social Twitter una foto, junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, recorriendo el Metrobus del Bajo, desde donde afirmó que "transformar el transporte público es hacer un país mejor".

Previamente, en el Congreso, la diputada de la CC aseguró que su lugar le correspondía a Cambiemos y propuso a Schmidt Liermann, en su reemplazo, ya que el bloque de la Coalición Cívica no posee otro representante dentro de la comisión, lo cual generó suspicacias en torno a la postura que adoptaría el radicalismo, también socio de Cambiemos, que ayer reclamó por más lugares en las listas del oficialismo.

"Yo soy una figura muy fuerte en el escenario nacional", aseveró Carrió, y justificó que su rol como presidenta de la Comisión.
"evitaría consensos en momentos electorales", al destacar que como titular de esa comisión tiene "muchas invitaciones protocolares", a las cuáles, dijo, no asiste por razones de salud: "Cuando asisto estoy 10 minutos porque además no me las banco", enfatizó.

Si bien el único que, en principio, había puesto reparos a esa designación fue Ricardo Alfonsín (UCR) , al argumentar que le había sorprendido esa decisión y que no haya sido hablado previamente en el interbloque, el diputado radical bajó luego el tono y dijo "fue satisfecha mi curiosidad" cuando la propia Carrió confirmó que su renuncia había sido informada en la presidencia de esa bancada.

Sin embargo, la radical Karina Banfi, elogió la decisión de Carrió "como UCR y Cambiemos" y sostuvo que se trata de "un hecho inédito" en la política que, afirmó, demuestra "cómo se tiene que trabajar y qué significa el lugar de la presidencia de esta comisión", a la vez que respaldó a Schmidt Liermann, a quien consideró que "le sobra" capacidad.

Desde el FPV-PJ, el diputado Guillermo Carmona, ex presidente de la comisión en el kirchnerismo, cuestionó la decisión de Carrió y dijo que su renuncia "no debe ser tomada en cualquier momento, dado el cambio de canciller y la cúpula" del Ministerio de Relaciones Exteriores, a la vez que le reprochó que se vaya "en momentos en que el mundo y la región "están que explota" y aseguró que ese bloque hará las consultas para definir qué postura adopta.

"Es para privilegiar la relación con usted para que tenga una relación menos tensa con una figura que integra el liderazgo de Cambiemos y para facilitar el trabajo de la comisión", respondió Carrió, y enfatizó: "Le estoy diciendo la verdad, no quiero que se entienda como algo contra el canciller y pido cerrar esta discusión y decirles la verdad porque no va a haber sesión de esta comisión en los próximos 5 meses y eso es una falta de respeto al Parlamento", afirmó.

Otro que se quejó fue el diputado santafesino Alejandro Grandinetti (Frente Renovador), quien consideró que no se trataba de "una buena decisión" aunque reconoció que está "dentro de su potestad" pero calificó de "confuso decirle a la sociedad que no podemos sobrellevar una discusión electoral y política al mismo tiempo" sobre todo, dijo, luego del "desprestigio del rol del Parlamento al que hemos asistido por las decisiones que tomamos", en referencia a los aumentos de los gastos de representación de los diputados que el massismo no convalidó.

Finalmente, fue avalado el reemplazo de Carrió, quien agradeció a Schmidt Liermann por haber aceptado, a lo cual la diputada del PRO destacó la actitud de la diputada de la CC y aseguró: "Soy un reemplazo porque el lugar es de la CC y seguramente vamos a tener a la diputada discutiendo acá con Carmona" y reafirmó: "El espíritu en el que voy a tener la presidencia es intrínseco a Carrió, con la idea de que sigan los consensos y debates. Ella va a ser el alma máter de la comisión".

COMENTARIOS