None
MÁS AREA SEMBRADA Y MAYOR RINDE POR HECTÁREA

Récord de la cosecha de maíz

Los mayores rindes, desempeño que fue mejor al esperado por los especialistas del sector, se traducirán en un incremento del superávit de la balanza comercial en 1500 millones de dólares en este año.

La producción del maíz comercial ascendió este año a 24,8 millones de toneladas, al aumentar en torno del 15 por ciento respecto de 2012, de acuerdo con un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. A su vez, el último análisis del Ministerio de Agricultura, donde se toma en cuenta la oferta global del complejo maicero (grano comercial, forraje y otras actividades), indicó que la producción del sector alcanzó 32,1 millones de toneladas. Esto implicó un 51,4 por ciento de alza en relación con el mismo período del año pasado. Este mayor rendimiento del rubro permitiría incrementar el superávit de la balanza comercial en 1500 millones de dólares para el cierre del año.
El desempeño del maíz en 2013 fue mejor al esperado. Las primeras previsiones para la cosecha eran de 26 millones de toneladas, mientras que para el cierre de la campaña se transformaron en 32 millones. Este dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta que la producción de 2012 fue de 21,2, millones de toneladas y la de 2011 de 23,8 millones. En cuanto al área de siembra, alcanzó 6,1 millones de hectáreas, cuando el año anterior esta superficie había sido de 5 millones de hectáreas.
Existen distintos elementos que permitieron explicar el mejor rendimiento de este cultivo.
- Atractivos precios por la sequía de Estados Unidos que estimularon la decisión de siembra a partir de septiembre de 2012. Productores locales aprovecharon este beneficio, debido a que realizaron ventas a futuro en octubre, noviembre y diciembre del año pasado. Eso se debió a la apertura del cupo de exportación que en forma temprana hizo el Gobierno, de 15 millones de toneladas a mediados de 2012 y de cuatro más en marzo.
- Buenas condiciones de humedad, que evitaron pérdidas de producción por falta (o exceso) de agua. También incrementan los rindes. Por caso, el año pasado la cosecha agrícola total retrocedió hasta 90 millones de toneladas a partir de la fuerte sequía del campo. Este año, gracias a un mejor clima, alcanzó un récord de 105 millones.
Estimaciones del Ministerio de Agricultura precisaron que 65 por ciento de la producción total de maíz (21 millones de toneladas) se destinará a exportación. El dato no resulta menor porque supera ampliamente a la cifra de exportaciones de años anteriores. En 2011, se embarcaron 15,8 millones de toneladas de este grano, mientras que en 2012 se hicieron ventas al resto del mundo por un total de 16,7 millones de toneladas. A partir del rendimiento de esta campaña, las perspectivas para el superávit comercial de Argentina evidenciaron cierta mejoría. En el mercado calcularon un excedente de 1500 millones de dólares gracias a la cosecha maicera que no había sido contabilizada a principio de año. De este modo, el saldo del intercambio con el resto del mundo pasaría de 10 mil millones de dólares a más de 11 mil millones de dólares, a pesar de las tensiones que generan las importaciones del rubro combustible para la balanza comercial.
El Ministerio de Agricultura también informó el desempeño del resto de los principales cultivos del país en 2013. Algunas de las estimaciones fueron las siguientes:
- La producción de soja ascendió a 49,4 millones de toneladas, con un aumento de 23,2 por ciento respecto del ciclo anterior. La superficie de siembra fue de 20 millones de hectáreas, al incrementarse 7,1 por ciento respecto de la campaña pasada. Argentina es uno de los principales productores de soja del mundo. Según estimaciones del departamento de Agricultura norteamericano, en 2013 figuró tercero en la lista, aportando 19 por ciento de la oferta mundial. Por el primer y segundo puesto compitieron Estados Unidos (31 por ciento) y Brasil (30 por ciento).
- La producción de trigo fue de 8,5 millones de toneladas, al retroceder 41,4 por ciento respecto de la campaña 2012. La caída fue aún mayor en relación con 2011, cuando se cosecharon 15,9 millones de toneladas.

COMENTARIOS