Sugieren flexibilidad y capacidad de cambio para tomar decisiones

Joaquín Lagos, productor de Santa Isabel (Santa Fe), perteneciente al CREA Teodelina, relató su experiencia y destacó la capacidad de cambio y adaptación que debe tener el productor actual. “Ante el cambio constante hay que estar preparado. Por eso creo que la forma de mejorar los rendimientos de manera sustentable es a través de la inversión en fertilización y tecnología”.
En este marco, Lagos hizo referencia a la búsqueda de la eficiencia y compartió un concepto propio llamado “Campo Rentable” que contempla los siguientes factores: ambiente (desarrollar una estrategia productiva conociendo el campo para lograr una mayor rentabilidad), rotación (lo que permite lograr una cobertura de mejor calidad y cantidad, una mayor vida en el suelo, aireación y descompactación del suelo y favorece la eficiencia del uso del agua y la mayor absorción del agua de lluvia), fertilización (cultivos con nutrición balanceada, reposición de fósforo, lo que se traduce en mayores rindes y más estabilidad en la producción), gestión (análisis del margen bruto, de la comercialización, de la relación insumo/producto y contar con estructuras dinámicas, ágiles y de bajos costos, generando mayor seguridad en la toma de decisiones) y un grupo de trabajo capacitado, dinámico, donde es importante tener una relación profesional con los contratistas y “sentirse parte.”
También, Lagos se refirió a los desafíos que plantea el futuro de la producción: “Tenemos que avanzar hacia una agricultura sustentable, que sea económicamente viable, mantener y superar la productividad, siendo respetuosos con el medio ambiente y cumpliendo una función social”.

COMENTARIOS