El miércoles pasado, hubo una nutrida reunión de vecinos en el club San Martín, molestos por la parálisis de la obra. Reclaman rehabilitar el tránsito.
El miércoles pasado, hubo una nutrida reunión de vecinos en el club San Martín, molestos por la parálisis de la obra. Reclaman rehabilitar el tránsito.
TRAS LA PARÁLISIS DE LA OBRA

Ciudad partida: concejales debatieron sobre qué hacer con el paso bajo nivel

El bloque libertario confía en las gestiones ante el Gobierno nacional para arribar a una solución; Juntos apunta al Frente de Todos por las demoras y promete “golpear todas las puertas necesarias”; y el FDT responsabiliza a Milei por la parálisis de la obra pública.

Tras el aireado reclamo de vecinos y comerciantes de la zona del paso bajo nivel de Rivadavia y las vías, que ante la parálisis de la obra reclaman la reapertura del tránsito vehicular, Democracia consultó a concejales de todos los bloques políticos de Junín, quienes vertieron sus puntos de vista y debatieron sobre el pasado, presente y futuro del proyecto. 

“Estamos haciendo todo lo posible para que se resuelva el problema”, coincidieron, ayer, en el campamento libertario, ante una rueda de consultas de Democracia. Es que, si bien hay gestiones en marcha del bloque de concejales de La Libertad Avanza en el estamento nacional, el “desorden” arriba impide, por ahora, ordenar el terruño. 

Juan Fiorini, concejal de Juntos, afirmó a Democracia: “Esta obra debería haber finalizado en octubre de 2023, porque tenía un plazo de dos años y se licitó en diciembre de 2020, y comunicaron el inicio de obra a mitad de 2021, así que hoy no deberíamos estar hablando de esto. Más allá de eso, quiero que la obra se haga, como vecino de Barrio Belgrano creo que es una obra que se tiene que terminar y que va a tener resultados positivos una vez que eso ocurra.  

Y amplió: “Desde mi función, y también lo va a hacer el Ejecutivo, vamos a golpear todas las puertas necesarias para que, en el corto plazo, la obra se pueda terminar”. 

Javier Prandi, presidente del bloque de concejales de Juntos, afirmó a este diario: “Es justamente complejo porque, a mi entender, la obra debería continuarse, pero la verdad es que depende de la decisión del Gobierno nacional. Desde lo que me corresponde, insistiré para q la obra continúe. La apertura, hoy, la veo compleja porque se desarmó toda la estructura de las barreras”.

Juan Pablo Itoiz, concejal por la UCR en Juntos, afirmó a este diario: “Es un tema delicado, ya que la paralización de la obra provoca un perjuicio a todos los juninenses. Hay muchas personas que la están pasando mal, especialmente, los comerciantes y los vecinos que viven y trabajan en la zona. La obra es del Gobierno nacional y no puede desentenderse, mucho menos cuando la obra está empezada. Debe dar una respuesta inmediata”.

“Por otro lado, se tiene que encontrar una solución rápidamente para evitar que lo que se creía iba a ser una solución para la integración de la ciudad, se transforme en un obstáculo que divida aún más a Junín”, añadió.

“Por último, es un tema de todos, no solo de los que se ven afectados. Por eso, cada uno, desde su lugar, tenemos que tratar de aportar a resolver el problema. La sociedad civil se ha movilizado, el Ejecutivo municipal tendrá que hacerlo suyo y el Concejo Deliberante también. Como concejales, nuestra capacidad de acción es limitada, pero estamos a disposición para hacer las gestiones que hagan falta”. 

Oposición

Martín Palma, concejal del Frente de Todos, afirmó a Democracia: “En el último proceso electoral, se plantearon, claramente, dos modelos de país. Y nosotros apostábamos por un Estado presente, promotor, que invierta en servicios públicos y obra pública como un motor del desarrollo. Lamentablemente, el presidente Javier Milei ha manifestado su vocación de paralizar las obras. Y Junín se ve perjudicado, no solo por esta obra emblemática, sino, también, por la paralización de la variante de Chacabuco, las 149 viviendas y tantas otras inversiones que se venían haciendo”. 

Y el edil renovador agregó: “Entiendo que, ante este escenario, los vecinos y comerciantes de la zona exijan respuestas y alternativas para recuperar el tránsito en Rivadavia, es un reclamo absolutamente genuino, debido a la incertidumbre y la crisis económica. Por ello, creo que el Intendente tiene la responsabilidad de ponerse al frente del conflicto y mediar una solución que contenga a todos”.

José Bruzzone, edil del FDT, afirmó a este diario: “Entre las tres opciones, que suponen avanzar y terminar la obra; dejarla como está; o retroceder, me resulta claro que la menos costosa y la única beneficiosa en términos de Estado es finalizarla y dar un salto de calidad en el diseño urbano de Junín. Si no se hace ahora, Junín va a quedar desintegrada por muchos años más”.

Y el edil de Unidad Ciudadana añadió: “La solución está en manos del Gobierno nacional. Tiene que salir de esa ceguera ideológica con la que dicta medidas como un elefante en un bazar. No es verdad que no haya plata, la verdad es que, la plata que hay, se destina a pagar una deuda ilegítima a costa de toda posibilidad de desarrollo. Nos dicen que, si no pagamos, hay consecuencias. Esa lógica extorsiva es un mensaje peligroso, pues la sociedad también lo aprende. La asamblea que se hizo en el club San Martín demuestra que hay ánimos caldeados y que hay mucha gente dispuesta a ‘que haya consecuencias’ si no se los escucha. Como se ve, todos tenemos posibilidad de generar lío, aunque no seamos el FMI”.

“Petrecca fiscalizó el balotaje para que en Junín gane Milei ¿Fue gratis? Porque hasta ahora, el gobierno libertario perjudicó a Junín tanto como a los municipios que le jugaron en contra. Tal vez más, inclusive”, punzó. 

La concejal peronista Maia Leiva afirmó a este diario: “En primer lugar, nos tenemos que poner en los zapatos de los comerciantes afectados por la obra. Entendemos su angustia.

Pero tampoco podemos obviar que la única respuesta que recibieron, que sabemos que no soluciona el problema, pero es una ayuda, fue una iniciativa de nuestro bloque ante la inacción del intendente”. 

Y prosiguió: “La demora que tiene la obra tiene algunas causas, entre las más importantes, la realización de una audiencia pública previa, a instancias de Petrecca, con el solo objetivo de obstaculizar una obra histórica para la ciudad”. 

“La realidad es que hoy nos encontramos con toda la obra pública del país paralizada por el gobierno de Javier Milei, entre las que se encuentra la obra de calle Rivadavia, tan necesaria para nuestra ciudad. No solamente los comerciantes de la zona, sino también todos los juninenses necesitamos que el intendente gestione ante el Gobierno nacional, con el cual colaboró en el ballotage pidiéndole a sus funcionarios que fiscalicen, que dicha obra no se paralice y se termine”, dijo.

COMENTARIOS
Curso sobre Energías Renovables