En Junín la rosca política no descansa en cuarentena y asoman estrategias
CON UN OJO EN 2021

En Junín la rosca política no descansa en cuarentena y asoman estrategias

En plena pandemia de coronavirus, el oficialismo comunal que conduce el intendente Pablo Petrecca apuesta a mantener el statu-quo, que le permita gobernar sin sobresaltos. En la vereda opuesta, el Frente de Todos se divide entre dialoguistas y opositores “duros” al Ejecutivo.

La cuarentena por la pandemia de coronavirus no detiene los movimientos internos de los distintos espacios políticos de Junín, que ya despliegan sus estrategias con un ojo en las elecciones de medio término del año que viene, en las que se ponen en juego en nuestra ciudad diez bancas en el Concejo Deliberante.
En tanto, en la Cuarta Sección Electoral se elige solo senadores provinciales: Juntos por el Cambio renueva cinco bancas (vencen los mandatos del juninense Juan Fiorini, Ana Laura Geloso, Leandro Blanco, Felicitas Béccar Varela y Agustín Máspoli); y el Frente de Todos pone a consideración del electorado dos escaños (el del juninense Gustavo Traverso y María Elena Defunchio).

Petrecca, entre varios frentes
En este contexto, el oficialismo comunal que conduce el intendente de Juntos por el Cambio Pablo Petrecca se mueve en varios frentes, signado también por las necesidades propias de tener la responsabilidad de gestionar: es por eso que, por un lado, mantiene una postura “republicana” con los estamentos nacional y provincial –se reunió en al menos dos oportunidades con el ministro de Transporte de la Nación Mario Meoni-; y por otro se diferencia en el plano local y sus alfiles no dudan en salir al cruce de la oposición cuando surgen temas polémicos como la liberación de presos o la discusión por la transparencia en la gestión local.
A su vez, si se mantiene el límite de dos mandatos para los jefes comunales, Petrecca tendrá que ir buscando posibles figuras que puedan postularse al sillón de Rivadavia: ahí suenan los nombres del senador Juan Fiorini y la diputada Laura Ricchini. Pero antes de eso, el año que viene, será el turno de armar la lista de concejales, donde suena para encabezar el presidente del Concejo, Gabriel D´Andrea, mientras crecen en instalación otras figuras como la concejal Melina Fiel, que responde a Fiorini.
El radicalismo, por su parte, que es socio del Pro en el frente, se guarda una carta fuerte: la vicerrectora de la Unnoba, Danya Tavela, que participó recientemente de una charla en el comité boina blanca. Si bien no hay nada definido y aún falta mucho para los comicios, la opción viene cobrando fuerza, aunque tampoco se descarta una candidatura de la extitular de la Secretaría de Política Universitaria (SPU) al Congreso Nacional.

La oposición: más cerca, más lejos
El Frente de Todos de Junín se divide no solo entre renovadores y kirchneristas, sino más bien por la cercanía o distancia con el Ejecutivo comunal. Dicho de otro modo, las diferencias en las estrategias se basan mayormente en el diálogo que mantienen con el municipio y el tono de las críticas. Dentro de los “dialoguistas” están la excandidata a intendenta Victoria Muffarotto y el grupo político que responde a Gustavo Traverso, como así también el peronismo que representa el edil Lautaro Mazzutti.
Con una postura intermedia aparece el líder de La Cámpora de Junín, Andrés Merani, y la diputada provincial del Frente Renovador Valeria Arata, que viene reclamando un mayor diálogo político al intendente Petrecca.
El ala “dura” está representada por el meonismo, y quien encabeza las mayores críticas a la gestión de Petrecca es el concejal Maximiliano Berestein, especialmente en el tema de la transparencia y la falta de acceso al Rafam, como así también una mayor gestión de la crisis económica como consecuencia del coronavirus, con alivio fiscal para los sectores afectados por el aislamiento.
También un sector del peronismo representado por dirigentes como Matías Screpis y Yaser Ale viene sosteniendo una oposición férrea a Juntos por el Cambio.
En el terreno siempre farragoso de los posicionamientos, hay varias figuras que comenzaron a escalar, ya sea en el nivel de conocimiento como en la demostración de gestión. En este sentido, quienes ocupan cargos al frente de reparticiones provinciales o nacionales en nuestra ciudad corren con una de ventaja: Carolina Echeverría, que está al frente de la UDAI Junín, está en una posición clave por el vínculo con la ciudadanía. Una situación similar experimentan los camporistas Lucía Astudillo, a cargo de la UDAI 2 de Barrio Belgrano, y Mario Scorsetti, titular de PAMI Junín. Por otro lado, concejales con peso propio como Maxi Berestein, por el meonismo, y José Bruzzone, por el kirchnerismo, se muestran como referentes ineludibles de sus espacios. Victoria Muffarotto es otra dirigente con proyección, sobre todo después de la buena elección de 2019, que si bien no le alcanzó para ganar las PASO con Mario Meoni, la ubicó en un lugar expectante, con altas posibilidades de volver a encabezar.

COMENTARIOS