Pruebas Pisa: continúan los problemas en Matemática y hay una leve mejora en Lengua
SITUACIÓN COMPLICADA PARA ARGENTINA

Pruebas Pisa: continúan los problemas en Matemática y hay una leve mejora en Lengua

La evaluación internacional deja preocupaciones por el rendimiento de los estudiantes del país en diferentes asignaturas. Desde la jefatura distrital destacan el trabajo que se viene llevando a cabo para revertirlo.

Casi al fondo de la tabla y con un ligero empeoramiento en Matemática, con una leve mejora en Lectura y un estancamiento en Ciencias de la Naturaleza, los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por su siglas en inglés) 2018 arrojan un diagnóstico preocupante sobre la calidad educativa de la Argentina.
En el estudio global de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) que evalúa a alumnos de 15 y 16 años en esas tres asignaturas, el país quedó en el puesto 71 (de 79 naciones) en Matemática; en el 63 en Lectura y en el 65 en Ciencias de la Naturaleza.
Democracia consultó sobre esta cuestión a la Jefa distrital de Educación, Alejandra Fariña, quien a pesar de las cifras nacionales destacó el trabajo que se realiza, al menos en el distrito de Junín.

Resultados preocupantes
En la edición 2012 -si bien las pruebas se realizan cada tres años, en 2015 la muestra nacional presentó “irregularidades” y fue descalificada-, había ocupado el lugar 57 (entre 65) en Matemática; el 58 en Lectura y el 56 en Ciencias.
En el ranking regional, entre los diez países participantes de América Latina, Argentina se ubica 8º en Matemática, 7º en Lectura y en Ciencias. Todos los países latinoamericanos cayeron lugares tanto en Ciencias como en Matemática (en Lectura solo escalaron posiciones Uruguay y Chile).
En Matemática, esta vez los estudiantes argentinos obtuvieron un promedio de 379,5 puntos, por debajo de los 388,4 logrados en la medición 2012 y del promedio latinoamericano, situado en 387,8.
En esta materia, el país solo supera en la región a Panamá (352,8) y República Dominicana (325,1).
Los desempeños más destacados de América Latina corresponden a Uruguay (417,7) y Chile (417,4), quienes no obstante se encuentran sensiblemente lejos del promedio de los 37 países miembros de la OCDE, que es de 489,3.
La tendencia en Matemática, empeoró con el curso de los años. En 2006, por ejemplo, el 64 por ciento de los estudiantes argentinos se ubicaba en los niveles más bajos de desempeño (Nivel 1 o menor); en 2018, la proporción trepó al 69 por ciento: es decir, casi siete de cada diez alumnos de 15 años no pueden resolver satisfactoriamente los problemas más simples. Mientras que más de cuatro de cada diez se encuentran todavía por debajo del Nivel 1 y apenas un 2,6 por ciento se sitúa en los niveles más avanzados.
Según Fariña, a pesar de las cifras nacionales, “se está trabajando muchísimo en educación, capacitando a los docentes, implementando otras estrategias de enseñanza para que los alumnos puedan aprender más y mejor. Se han implementado, por lo menos en Junín, muchísimos programas, propuestas y proyectos con respecto a las distintas áreas que se trabajan articuladamente, relacionadas entre sí”.
La jefa distrital de Educación indicó: “Sabemos que estamos trabajando y que tenemos que seguir trabajando, con respecto a las capacitaciones y nuevos modos de enseñar. Nuestros alumnos hoy demandan nuevas formas de enseñanza, no la tradicional, y que se articulan con tecnología, programación y robótica. La mirada del distrito es que estamos avanzando”.
Sobre la problemática y en referencia a las pruebas Aprender, Fariña destacó: “Los resultados Aprender en Junín en el área Practicas del Lenguaje dieron mejor que otros años. En Matemática estamos ahí, en una meseta, entonces lo que tratamos de hacer es revertir algunas estrategias, más que nada de enseñanza e implementar la robótica para la matemática, la programación y otras estrategias actuales”.
“Se ha trabajado muchísimo y estoy muy satisfecha del trabajo que se hizo este año en Junín. Fue un año muy fructífero”, destacó.

Lectura, por debajo de la media latinoamericana
Aquí también Argentina, con 401,5 puntos, se ubica por debajo de la media de América Latina (407,2) con un puntaje promedio cercano al de Perú (400,5) y por encima de Panamá (377) y República Dominicana (341,6). Los desempeños más destacados de la región corresponden a Chile (452), Uruguay (427) y Costa Rica (426), aunque todos sensiblemente por debajo del promedio OCDE (487).
Aunque mostraron una leve mejora de 5 puntos con respecto a la medición 2012, los alumnos del país se encuentran lejos aún del desempeño de 418,3 puntos logrado en el año 2000.
Todavía, más de la mitad de los estudiantes, específicamente un 52,1 por ciento se hallan en el Nivel 1 o por debajo de este, lo que implica que solo pueden realizar las tareas más simples frente a los textos presentados, manteniéndose en el plano de los datos explícitos, los contextos familiares y las relaciones más sencillas entre información evidente.

COMENTARIOS