El intendente Pablo Petrecca festeja la victoria junto a sus seguidores, anoche, en el local partidario.
El intendente Pablo Petrecca festeja la victoria junto a sus seguidores, anoche, en el local partidario.
DECISIÓN 2019

Petrecca ganó por un amplio margen y gobernará Junín por otros cuatro años

El actual intendente se imponía con el 52,07% de los votos, diez puntos más que su principal contendiente, Mario Meoni (Frente de Todos), que alcanzaba el 42,92%. "Se vienen tiempos difíciles", admitió el alcalde macrista, en alusión al cambio de escenario nacional y provincial.

A diferencia de lo que ocurrió en las PASO del 11 de agosto último, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal se impusieron en Junín, y este arrastre nacional y provincial fue clave para el triunfo, por un holgado margen, de Juntos por el Cambio en el ámbito municipal.
En efecto, con el 97,03% de las mesas escrutadas, el intendente Pablo Petrecca obtenía el 52,07% de los votos, diez puntos más que su principal competidor, Mario Meoni (Frente de Todos), que alcanzaba el 42,92%. En cantidad de sufragios, el macrista sumaba 31.640 votos y el renovador, 26.081 (una diferencia de 5559 en favor del actual jefe comunal).
Más abajo quedaban Diego Ruiz (Consenso Federal), con el 3,35% de los sufragios -2041 votos-; y Laura Battaglino (Frente de Izquierda – Unidad), con el 1,63% (991 votos).
En nuestra ciudad, Vidal obtenía el 49,49%, mientras que Axel Kicillof sacaba el 43,59%. Y Macri alcanzaba el 45,90%, contra el 43,88 de Alberto Fernández. Esto marca la pauta, a su vez, de que el corte también beneficio a Petrecca. Pero más allá de los factores nacional y provincial, la mayoría de los juninenses ponderaron las obras realizadas y la gestión local por sobre la grave crisis económica que atraviesa el país.
La victoria del oficialismo comunal, que seguirá al frente del municipio por otros cuatro años, y que se da en sintonía con lo que ocurrió en casi todos los distritos de la Cuarta Sección Electoral, donde los intendentes de Juntos por el Cambio lograron revalidar sus mandatos, adquiere todavía más fuerza si se analiza que obtuvo casi el mismo porcentaje que en las elecciones generales de 2017, cuando el contexto económico y social era diferente.

“Tiempos difíciles”
Por otra parte, más allá del triunfo en las urnas del cual sale sumamente fortalecido porque derrotó al meonismo y al peronismo, juntos en un mismo frente, el jefe comunal deberá enfrentar ahora un escenario por demás adverso: por un lado sin el alineamiento político con Nación y Provincia –que tantas obras y beneficios le trajo-; y por otro, administrar en tiempos de ajuste en la economía. “Se vienen momentos difíciles, hace falta que estemos más unidos que nunca”, reconoció anoche el intendente.

COMENTARIOS