Moretti y Becerra, ayer, en la Unnoba, a sala llena.
Moretti y Becerra, ayer, en la Unnoba, a sala llena.
EN EL FINAL, BRILLÓ CON UN SET ACÚSTICO

“El libro me permitió mostrar otra parte mía”, expresó Moretti en la Universidad

El cantante y líder de Estelares presentó su primer trabajo de poesía, “Demasiadas pocas cosas”, ayer, en el Salón de la Democracia de nuestra casa de altos estudios, acompañado del reconocido escritor Juan José Becerra.

El cantante de Estelares, Manuel Moretti, presentó su primer libro de poesía, “Demasiadas pocas cosas”, ayer, en el Salón de la Democracia de la Unnoba, acompañado del reconocido escritor Juan José Becerra, ante un público numeroso que siguió con atención los diálogos entre ambos artistas juninenses, y en el final el autor de canciones sin fecha de vencimiento como “El corazón sobre todo” o “Ella dijo”, brilló con un set acústico.
En la introducción, Becerra recordó que el libro “es un fenómeno reciente para la literatura y la poesía, que siempre estuvieron en el aire, incluso antes del lenguaje, como un chispazo poético, mental, que consiste en conectar dos cosas para producir un efecto: el episodio poético”.
Y el autor de la novela total “El espectáculo del tiempo” amplió: “La literatura y la poesía son, en el fondo, un pájaro en el aire, y el libro es como la jaula; el pájaro es la bestia preferida de este libro”.
Con respecto al concepto, Becerra afirmó que se trató de “rescatar las letras, pero esta vez, en el marco del silencio, como hecho literario”. O sea, versos sostenidos por el papel, sin la música propiamente dicha.

“Lo deseé durante mucho tiempo”
Por su parte, Moretti expresó: “Es un libro que deseé durante mucho tiempo. Hay canciones no editadas, escritos nuevos, viejos, dibujos. Es mi oficio, soy escritor de canciones, pero Juanjo me permitió mi primer libro y pude mostrar otra parte mía. La literatura, junto al cine, son dos de mis refugios benditos”.
Las influencias literarias citadas por Moretti van desde Puig y Conti (el primero de Villegas, el segundo, de Chacabuco) a Cheever y Fitzgerald. Sin embargo, se refirió a sus años formativos, en Junín, y citó los influjos de la radio AM, un playlist de canciones románticas (Leonardo Favio, Sandro) que contrastaban –según Becerra- con el contenido conservador de la Iglesia. Pero que “sirvió de plataforma para conectar luego con la más alta poesía, las bestias negras de la poesía europea”.
Y Moretti asintió: “Haber crecido en los 70, ser bonaerense, la radio AM, mi papá que era viajante, la llanura pampeana, todo ese aire se metió en mi alma, casi todo lo que soy tiene que ver con esa adolescencia juninense, tengo mucha más relación con Favio o Juan L. Ortíz que con Lovecraft y los Beatles, todo eso me formó, como me terminó de formar La Plata”.
Sobre el “éxodo” de nuestra ciudad, dijo que siempre supo que se iba a ir, a fuerza de cierta incomprensión, situación que lo obligó a ser muy “autoexigente”. El resto es la historia de un grupo platense –Estelares- y un idilio con el público que instaló progresivamente a la banda en el firmamento de la música popular.

COMENTARIOS