Muchas mujeres prefieren hacer actividad física siempre.
Muchas mujeres prefieren hacer actividad física siempre.
PARA CUIDAR LA SALUD Y EVITAR ENFERMEDADES

Especialistas aconsejan la práctica de la actividad física durante todo el año

Si bien muchos prefieren empezar a hacer gimnasia en primavera, especialistas en Educación Física del orden estatal y de gimnasios privados aconsejan hacerla siempre que se pueda, con el debido asesoramiento profesional.

Cuando empieza a subir la temperatura muchas mujeres y hombres eligen hacer actividad física al aire libre y también concurrir a los gimnasios.
Este disfrute suele durar pocos meses, hasta fin de año, cuando llegan las fiestas y las vacaciones, pero en otros casos la continuidad es la que prima, cuando se es consciente de las bondades del hacer gimnasia, bailar o simplemente caminar.
Para hacer actividad física es preciso saber si se está preparado y si lo que se quiere hacer es realmente adecuado. Lo mejor es pedir asesoramiento a un profesor de gimnasia o un profesional idóneo para evitar lesiones y otros daños a la salud.
Osvaldo Narváez, director del Centro de Educación Física (CEF) N° 55, profesor de Educación Física y entrenador físico, al ser consultado por Democracia, realizó un breve análisis y reflexión sobre la actividad física y sus consecuencias.
El forma parte de los centros de educación física que son encargados de brindar un aporte a la actividad, al deporte, a la salud de la población, siendo sus profesores todos egresados de la carrera de Educación Física.
En diálogo con Democracia, Narváez explicó: “Son muchos los beneficios que trae realizar y llevar a cabo una vida activa, más enfocada hacia el deporte y el movimiento, pero también tenemos que tener en cuenta que existen algunos perjuicios, principalmente, cuando no se hace la actividad adecuada. El beneficio si está bien realizada la actividad es íntegro, no solo desde lo físico, sino desde lo psicológico y mental también”.

Los pro y los contra
El profesor Narváez destacó la importancia del asesoramiento que debe existir para la persona que comience a hacer gimnasia.
“Teniendo en cuenta lo físico, sabemos que la actividad física mejora el funcionamiento de los distintos sistemas corporales, actúa como prevención y tratamiento de enfermedades, en la regulación de diferentes funciones corporales como son el sueño y la alimentación”, apuntó.
“Con respecto a los perjuicios que puede traer, figuran los trastornos leves o algunas problemáticas mayores como por ejemplo afecciones cardíacas, lesiones musculares, esqueléticas y también problemas de sobreentrenamiento cuando la actividad física no es la adecuada”, advirtió.
El profesor Narváez recomienda que siempre la actividad física esté acompañada de un asesoramiento de personas que estén encargadas, que conocen sobre esta especialidad, como es la actividad física.

Control
“En los centros de actividad física recomendamos, que cuando la persona va a realizar una actividad, tenga una planilla de información con los datos de la misma – dijo el entrevistado-. Para poder realizar la actividad física adecuada, los profesores necesitamos saber si esa persona no tiene ninguna incapacidad o problemática que le puede afectar, y tener en cuenta esto”.
Como medida de prevención a posibles lesiones o daños físicos, o simplemente evitar que la persona deje de hacer actividad física, desde el CEF 55, aconsejan llevar un control de la salud
“Sabemos que a toda persona le hace bien realizar la actividad, pero para que sea la adecuada tenemos que conocer sus problemáticas ya sea de lo físico o de cualquier otra índole. Recomendamos a quienes hacen la actividad en forma individual o libre que también se asesoren. A veces por querer realizarlas, pueden traer consecuencias no deseadas, como por ejemplo cuando no se tienen en cuenta algunos principios importantes: la progresividad, tratar de ir de menor a mayor, no realizar una actividad brusca. Todas esas cosas, a la larga, terminan perjudicando y, a veces, incluso el abandono de esta vida activa”, explicó el profesor Narváez.
“Es importante también decir que, si bien mucha gente está acostumbrada a realizar la actividad física solamente por cuestiones estéticas y quizá no por el bienestar general que le trae, se recomienda hacerla durante todo el período del año”, señaló.

Ritmos y danza
Los gimnasios y escuelas de danzas o ritmos suelen recibir muchos alumnos/as nuevos durante la primavera, incluso algunos meses, más que marzo. Y es así porque la gente quiere sentirse bien y acude a moverse un poco y a disfrutar de la música.
La profesora María Merlassini, del gimnasio Vibra (Benito de Miguel 764), al ser consultada por Democracia, considera que “hay más conciencia respecto a la gimnasia” puesto que observa que “el rango adulto de Vibra viene durante todo el año, desde enero a diciembre”, ya que “hay gente que no deja nunca, y si se va de viaje 10 a 15 días, cuando llega, retoma las clases, no corta.
De acuerdo al panorama observado por la profesora, si bien es cierto que se suma gente a mediados de septiembre u octubre, este año esa situación se dio mucho en octubre. “Este mes armé un grupo de baile de adultas para entrenar durante todo el verano incluso y se prendieron, cosa que antes era imposible”, apuntó Merlassini, quien es profesora de Educación Física, de Danzas, instructora de Fitness de la escuela ERA (Capital Federal), de ritmos y máster training en Ciclismo.
“La forma de entrenamiento en mucha gente adulta se da durante todo el año. Si hablamos de tendencias en lo que son meses en que se suman más, son septiembre y octubre, principalmente este último mes fue así este año, y también hubo muchos que se integraron a las clases en febrero y no en marzo, como otros años”, aclaró.
Como se podrá observar, la concurrencia mayor o menor de alumnos/as depende de cada gimnasio y la impronta que le dé el profesor a la clase.

“Con más ganas”
Para María Merlassini, actualmente la gente adulta está con más ganas de trabajar que antes, en especial lo que es fuerza (con vistas de ganar salud a futuro); también la estabilidad, la postura y las fibras musculares que mantienen al cuerpo.
“En nuestro gimnasio se da danza jazz, strong by zumba. Esto último es un entrenamiento intensivo intercalado; combina lo que es trabajo de combate, de boxeo, con trabajos de fuerza como planchas, sentadillas, estocadas, corridas, saltos, al compás de la música”, dijo.
“ Y en lo que es danza, trabajamos tres veces por semana, incluimos barra, diagonales, centro, coreografías, siempre adaptada a la gente adulta con el fin de que se sienta liberada, plena. Sabemos que la danza es imbatible, se trabaja mucho la postura y la silueta, pero la gente va mucho para tener buena salud y además de la actividad busca alimentarse bien. Yo tengo clases para adultas de lunes a sábados y vienen a entrenar todos los días, eso genera que se alimente bien, duerma bien, se hidrate bien”, destacó.
Cabe manifestar que también en Vibra se baila reggaetón, hip hop y distintos ritmos con coreografías, trabajando asimismo rutinas de flexibilidad.

COMENTARIOS