EN COMPARACIÓN CON OTRAS UNIVERSIDADES DEL PAÍS

Aseguran que la deserción en la Unnoba “es menor al nivel de la media” nacional

La secretaria académica de la casa de altos estudios, Florencia Castro, le dijo a Democracia que en la institución se está llevando a cabo un trabajo que apunta a “la retención” de los alumnos y habló sobre las múltiples causas que llevan a abandonar una carrera.

La secretaria académica de la Universidad Nacional del Noroeste, Florencia Castro, afirmó que la cantidad de estudiantes que abandona sus estudios en esa institución es menor a la que lo hace en otras entidades del país.
“El nivel de deserción de la Unnoba es inferior al de la media y eso tiene que ver con distintas acciones que lleva adelante la institución para la retención y también por la escala que tiene la universidad, que permite una atención mucho más personalizada del estudiante”, le dijo Castro a Democracia..
En esa línea argumentó que la Unnoba posee un sistema departamental que, a diferencia del de facultad, hace que para el estudiante sea más fácil pasarse de una carrera a otra.
“Por ejemplo, yo me anoto en Ingeniería Agronómica y tengo que cursar, entre otras cosas, Análisis Matemático Básico, Física o Química, pero después me arrepiento y me doy cuenta que quiero estudiar Ingeniería en Alimentos, esas materias que hice en la otra carrera me van a servir y eso no me genera ningún retraso ni problema. Incluso si empiezo estudiando Ingeniería y luego me paso a Contaduría, la cursada de Matemáticas realizada en la primera carrera sirve para la segunda. Esto hace que no sea muy alta la tasa de abandono, como tampoco lo es la de alumnos que se cambian de carrera”, explicó.
Por otro lado, Castro puntualizó que “el tema del abandono no tiene una sola causalidad sino que hay múltiples motivos, por lo cual influye la formación que reciben en el secundario, el nivel socioeconómico y otras cuestiones que hacen a la adaptación a un nuevo sistema”.
“Hay que pensar que en el secundario cursan en un horario fijo, no pueden salir del colegio, tiene que hacer todo aquello que dice el docente y luego pasan a la universidad, donde se cursa un día o dos a la semana y el docente dice lo que hay que leer pero no toma lección a cada rato”, agregó.

Buscan menguar la
rigidez del sistema
Mientras tanto, el secretario de Políticas Universitaria de la Nación, Albor Cantard, manifestó en las últimas horas que se evalúa un sistema universitario que no sea tan rígido para que los estudiantes tengan más posibilidades de pasar de una carrera a otra como un modo de retenerlos y no expulsarlos y, en este sentido, aseguró que se analiza el método de “créditos por conocimientos” que se aplica en la Universidad de Córdoba.
Cantard participó de la reunión del Consejo de Planificación Regional de Educación Superior (Cpres) en la sede de la universidad cordobesa donde rectores y académicos de casas de altos estudios de la región centro debaten la oferta de estudios y su adecuación a la demanda productiva de la región.
“La tasa de graduación es muy baja. Tenemos que flexibilizar las currículas en los planes académicos del sistema universitario, tiene que haber más posibilidades que los estudiantes pasen de una carrera a otra. La apuesta es que el sistema no sea tan rígido”, explicó Cantard.
El rector de la universidad del Litoral aseguró que se analiza el sistema que implementa la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), que consiste en el sistema de “créditos de conocimientos”, mediante el cual las materias cursadas por los universitarios son reconocidas cuando abandonan una carrera para comenzar otra.
“En mucho de los casos de deserción se producen porque los chicos comienzan una carrera en determinada disciplina y después se ven frustrados porque no es su vocación. Apuntamos a que esos chicos puedan seguir en otra carrera similar, que el sistema universitario no los expulse, sino que los recupere a través de tutorías, de becas. De esa manera creemos que se va a ir revirtiendo la deserción”, resaltó Cantard.
Además hizo hincapié en la necesidad de “poner en debate todo el sistema educativo” del país, al sostener que tuvo un “indiscutible retroceso” en los últimos años y que “Argentina debe recuperar el lugar que históricamente ocupó en Latinoamérica en la educación
“Dejamos de ser líderes en la región en materia de educación. Las falencias del nivel secundario las observamos claramente en las universidades y las falencias en las universidades las observamos en el ejercicio profesional”, detalló el funcionario.
Precisó además que hay que promover estas discusiones que se plantea en los Cpres para que Argentina “vuelva a ocupar el lugar que históricamente ocupó en la educación del continente”,
En esa búsqueda de reposicionar a la Argentina en su calidad educativa, Cantard manifestó que en estos encuentros regionales se trata de obtener un diagnóstico preciso de la oferta académica en las regiones, adecuándolos más a la realidad del país.
En ese sentido añadió que se relevan cuáles son las necesidades académicas, de profesionales y también de trabajar en un sistema de expansión de la educación superior de manera más planificada y articulada con los distintos sectores de la región.

COMENTARIOS