None
HAY PRODUCTORES QUE NO PUEDEN SALIR DE SUS CAMPOS POR EL AGUA

Dramática situación en las zonas rurales de toda la Región por las inundaciones

Dirigentes solicitaron que se declare la emergencia. La Provincia anunció que en las zonas urbanas no se cobrará el impuesto inmobiliario urbano y el rural. En Salto declararon el "desastre" luego que el río homónimo creciera más de nueve metros.

Campos convertidos en lagunas que parecen infinitas, accesos anegados por el agua y caminos rurales que desaparecieron el mapa, son los principales problemas que se sufre en los campos de la Región.
El presidente de la Sociedad Rural de Junín, Rodrigo Esponda, calificó la situación de "dramática" y "angustiante".
Y afirmó que ya no se trata sólo de la producción que se pierde. "Hoy estamos viendo la posibilidad de que las personas puedan entrar y salir, para ir al médico, escuela, a trabajar", dijo.
"No hay caminos cortados, hay caminos que están desapareciendo", relató y dijo que "no hay forma de acceder a los campos".
Además, adelantó que cuando el agua drene, lo que "quede abajo va a ser un desastre" y va a haber "muchísimo trabajo por hacer".
La situación se repite en todo el partido de Junín.
Esponda adelantó que ayer se le envió una carta al intendente Mario Meoni para que solicite la emergencia acompañada del informe del INTA y de las entidades agropecuarias para los productores de Junín y que el jueves se reúne la comisión que debe definir la medida.

Desastre en Salto
En Salto, alrededor de 900 personas fueron evacuadas y albergadas en los centros dispuestos en la municipalidad.
Esa municipalidad se declaró en "estado de emergencia sanitaria" y "zona de desastre" .
"El primer desborde del río lo tuvimos el jueves pasado, viernes y sábado mejoró la situación y nuevamente desbordó. Hoy (por ayer) superó los nueve metros y se cree que seguirá creciendo debido a las llegadas de agua de otros distritos", sostuvo el funcionario.

Exención impositiva

El ministro de Asuntos Agrarios, Alejandro Topo Rodríguez, informó ayer tras reunirse el Comité de Emergencia Hídrica que la provincia de Buenos Aires resolvió “eximir del pago del impuesto Inmobiliario Urbano y Rural a los afectados por las inundaciones en el territorio”.
El funcionario resaltó que “esta medida operará de oficio sin necesidad de que quien haya resultado afectado deba realizar algún tipo de trámite”.

COMENTARIOS