Armas: Rusia e India desafían  las sanciones de Donald Trump
INTERNACIONAL

Armas: Rusia e India desafían las sanciones de Donald Trump

La venta por parte de Rusia de sistemas de misiles antiaéreos S-400 a India pone a prueba la política norteamericana de sanciones contra los clientes de la industria de armamento de Moscú. La firma del contrato valorado en más de 5.000 millones de dólares (4.347 millones de euros) para el suministro de cuatro agrupaciones de S-400, prevista para este viernes, es el punto culminante de la visita de trabajo que el presidente Vladímir Putin realiza desde ayer a Delhi, donde se reunirá con el primer ministro indio Narendra Modi, según dijo en Moscú el asesor de política exterior del presidente ruso, Yuri Ushakov.
En el terreno de la industria militar, incluida la producción conjunta de equipo, Rusia e India colaboran tradicionalmente desde hace muchos años y es en ese contexto en el que Ushakov sitúa la venta de los S-400, “unos sistemas antiaéreos modernos que por sus características superan a sistemas análogos de otros países”, según el alto funcionario citado por la agencia oficial Tass.
Sobre la operación comercial, sin embargo, se cierne ahora la advertencia de Washington a los países que adquieran equipo militar a Rusia, a tenor de la ley firmada por el presidente Donald Trump en agosto pasado. Esta legislación (ley contra los adversarios de América mediante sanciones o Caatsa) tiene por objetivo castigar a Moscú por la anexión de Crimea en 2014, así como por la participación en la guerra civil en Siria y por sus intromisiones en los comicios presidenciales norteamericanos de 2016. De prosperar el contrato, India se convertirá en el tercer comprador de los equipos S-400, después de China, que adquirió cuatro agrupaciones por valor de 1.900 millones de dólares, y de Turquía, que se hizo con la misma cantidad por 2.500 millones de dólares pese a la oposición de su aliado estadounidense en la Otan.

COMENTARIOS