None
RECLAMAN POR LA CRECIENTE INSEGURIDAD EN EL SECTOR

Gregorio González: “Esta parece una zona liberada”

Los vecinos advierten que “hay robos a diario, ya sea de motochorros o entradas en las casas”. Esperan que las cámaras de seguridad ayuden a mejorar la situación. También quisieran morigerar los efectos del corredor nocturno. Además, demandan recambio de luminarias y mejoras en el tránsito.

Hace un tiempo ya que los vecinos del barrio Gregorio González sienten que perdieron la tranquilidad que supieron tener. Esto es así desde que se convirtió en un corredor nocturno, dado que está delimitado en dos de sus márgenes por las avenidas Benito de Miguel y Circunvalación, donde se encuentran varios de los lugares de esparcimiento nocturno de la ciudad.
A eso se le suma el problema de la inseguridad que, al día de hoy, es la principal preocupación de los residentes.
“Es un barrio en el que hay robos a diario, ya sea de motochorros o entradas en las casas, es imposible de manejar”, resume la presidenta de la sociedad de fomento, Dora Garbe.
La dirigente barrial señala que esta problemática aún no fue planteada formalmente ante la actual administración comunal. “Sí lo he hablado con (el presidente de la Federación de Sociedades de Fomento Osvaldo) Giapor y a él le dije que parece una zona liberada, no puede ser que te roben a cualquier hora”.
Además, los lugareños subrayan que en esta zona hay muchas salidas hacia la Avenida de Circunvalación, lo que facilita el escape de las personas que cometen delitos.
“Patrullajes hay –agrega Garbe–, pero cuando el móvil llegó a una esquina ya robaron en la anterior”.
La presidenta de la entidad fomentista participó del lanzamiento de un programa de seguridad por parte del municipio en el que se anunció la instalación de cámaras. “Supuestamente somos uno de los barrios privilegiados en los que se van a poner cámaras, esperemos que dé resultados, porque si no el verano, como se presenta, va a ser terrible”, concluye.

Corredor nocturno
Los vecinos de Gregorio González también padecen los problemas que surgen a la salida de los boliches. Autos corriendo, música a todo volumen, peleas y vandalismo son una constante de cada fin de semana. A eso se le agrega el crecimiento de los robos a los chicos que salen de esos locales.
“Es un problema porque este es el pasaje para ir a todos lados, tanto este barrio como Nuestra Señora de Luján, y quedamos a merced de los chorros”, afirma Garbe, quien asegura, además, que “han venido padres a la sociedad de fomento a plantear ese tema, tienen miedo de que los chicos salgan porque les roban lo poco que tienen, ya sea un celular o un par de zapatillas, siempre los están corriendo”.

Infraestructura
En la actualidad, Gregorio González está totalmente cubierto con los servicios de agua corriente y cloacas, mientras que solo resta conectarse a la red de gas natural un pequeño porcentaje.
En cuanto a las calles del sector, el año pasado se realizó un operativo de pavimentación y desde allí, solamente quedó sin asfaltar las calles colectoras de la Ruta 7 y parte de la de Circunvalación.
En tanto, el alumbrado público es un ítem que los fomentistas quieren mejorar. “Con respecto a la iluminación –explica Garbe– hace poco estuve hablando con el subsecretario de Obras Públicas, Marcelo Balestrasse, para pedirle el recambio de las luminarias colgantes a columnas. Se nota mucho la diferencia de la luz que dan con respecto a las demás calles, y eso también está relacionado con la seguridad. Me pidieron que les entregara una nota con las calles en las que se necesitan los pescantes para que ellos lo evalúen”.

Tránsito
El tránsito es otro de los temas que inquietan a los lugareños.
Entre las zonas más calientes, no solo están las avenidas que rodean a este sector, sino también las calles interiores: “Hay calles como Roque Vázquez, que baja directo de la ruta; Firpo, en donde hay un jardín; Padre Respuela, con el colegio; Castelli, en la que está la unidad sanitaria y la Escuela 502, que están sobrecargadas, sería importante poner más semáforos”.
Además, hay calles que eran doble mano cuando eran de tierra, ahora que fueron asfaltadas y tienen una dirección, muchas veces no se respeta.

COMENTARIOS