None
FÚTBOL

Nuevo desgarrado en Boca

Sánchez Miño se lesionó y estará casi un mes afuera. Siguen las críticas contra Alfano, el preparador físico del equipo xeneize

El regreso de Boca Juniors a la actividad después de la derrota sufrida ante San Lorenzo de Almagro trajo dos novedades, una positiva y otra negativa: la recuperación de Juan Román Riquelme y la lesión sufrida por Juan Manuel Sánchez Miño.

Riquelme, quien había presentado un estado febril con vómitos el martes de la semana anterior, en el resto de la semana no pudo trabajar con intensidad y finalmente ni siquiera integró la lista de concentrados para el clásico en el Bajo Flores, se entrenó de manera normal y reaparecerá frente a Tigre el próximo domingo.

Sánchez Miño, reemplazado a los 11 minutos del segundo tiempo frente a San Lorenzo, permaneció en kinesiología y fue enviado a realizarse estudios, los cuales revelaron que tiene un desgarro de sóleo izquierdo por el cual estaría ausente del equipo durante tres semanas. Además de la baja del volante izquierdo, Boca no podrá contar, en la decimoquinta fecha del Torneo Inicial, con Jesús Méndez, suspendido por una fecha por acumulación de amonestaciones.

En consecuencia, habrá por lo menos dos variantes obligadas en el equipo que conduce Carlos Bianchi y en el curso de los próximos días se irá definiendo algún otro cambio que pueda disponer el director técnico.

Otro que tuvo actividad normal, incluida la sesión de fútbol reducido completa, fue Leandro Marín, quien no juega desde que sufriera una luxación de hombro derecho el 14 de septiembre ante Racing Club, en Reserva, y dados los inconvenientes que Boca presentó en el lateral derecho, su regreso no puede ser descartado a pesar de la larga inactividad.

La mayoría de los que fueron titulares ante San Lorenzo, a quienes se agregó Franco Cángele, que jugó en Reserva, cumplieron con ejercicios regenerativos, en tanto que Ribair Rodríguez, reemplazado durante el segundo tiempo, desarrolló parte de la rutina de los que no jugaron.

El reducido lo protagonizaron, con remeras azules, Manuel Vicentini, Marín, Matías Caruzzo, Claudio Riaño y Riquelme, mientras que con pecheras naranjas lo hicieron Emanuel Trípodi, Guillermo Burdisso, Federico Bravo, Leandro Paredes y Nicolás Blandi.

Paralelamente trabajaron en definición, colaborando con los arqueros, Alan Aguirre, Maximiliano Padilla y Joel Acosta, al tiempo que se entrenaron de manera diferenciada Emanuel Insúa y Francisco Di Franco, y los que no tuvieron actividad en campo, además de Sánchez Miño, fueron Fernando Gago y Diego Rivero

COMENTARIOS