OPINIÓN

El doble discurso

El Frente Renovador, liderado por Sergio Massa y acompañado por el intendente de Junín, Mario Meoni, hacen honor a los dichos populares “los políticos siempre mienten”, “van para donde sopla el viento”, “nosotros nos peleamos y arriba arreglan”.
Mientras economistas, legisladores, lobistas, oportunistas y actores gravitantes de la realidad política contemporánea, se muestran como paladines y defensores del salario de los trabajadores y contrarios a la toma de deuda pública al debatir el presupuesto 2014 de la provincia de Buenos Aires, algunos de ellos con sus historiales y fotos actuales demuestran lo contrario. No más “preguntémosle a los trabajadores municipales de nuestra ciudad cómo el massismo defiende su salario”.
Debemos destacar que si consultamos al sindicato municipal comandado por los amigos del intendente, encontraremos allí, sin duda alguna, la excepción que confirma la regla.
Ni hablar de la sorprendente oposición del Frente Renovador a la toma de deuda provincial prevista en el proyecto de presupuesto de Scioli, ¿no era Sergio Massa quién en agosto de este año ante el Consejo Interamericano de Comercio y Producción propuso analizar “tomar crédito en el exterior, no sólo para el sector público sino para el sector privado” porque “hay momentos en que hay que aplicar el sentido común, y ahora es más barato tomar deuda”?
Pero eso no es todo. El doble discurso sale a flote con un chaleco flúor que hace imposible no visualizarlo, cuando de la boca de los referente del Frente Renovador se escuchan las siguientes frases: “La gente votó un cambio”, “es imposible seguir aumentando impuestos en la provincia de Buenos Aires después del impuestazo de este año que hoy sigue vigente” o “no vamos a acompañar un presupuesto que se meta una vez más en el bolsillo de los bonaerenses”; y por otro lado, en uno de los municipios gobernados por el flamante espacio massista siguen enterrando la mano en el bolsillo de los juninenses (que también son bonaerenses) creando tasas municipales; en nuestro caso, la tasa a los combustibles que afecta más al pobre que tiene un vehículo que al rico.
No hace mucho tiempo, el Intendente Mario Meoni decidió derogar la Tasa de Espectáculo, tasa que pagaban aquellos organizadores de grandes eventos musicales, culturales y deportivos. No son muchos los empresarios que se dedican a esto. Hoy, el mismo intendente decide crear tasas para que todos, sin diferenciar la situación de cada uno, paguen por igual.
No queda otra que dar por comprobado que en nuestra ciudad algunos mitos populares son reales. ¿Qué es lo que renueva este frente massista?, porque cuidado, la renovación a veces tiene que ver más con el reciclado de lo viejo que con lo nuevo, y de reciclado y discursos “dobles” parece que saben mucho.

(*) Referentes del Frente Podemos en Junín.

COMENTARIOS