None
LO AFIRMARON MÁS DE DIEZ FOMENTISTAS CONSULTADOS POR DEMOCRACIA

Seguridad y arreglo de calles, los reclamos más urgentes en los barrios de la ciudad

Además, los vecinos piden la correcta recolección de montículos, más iluminación en la vía pública, un mejor ordenamiento del tránsito y el acceso a servicios básicos como gas, agua potable y cloacas. Las necesidades, según las zonas.

El creciente número de robos, asaltos y arrebatos producidos en nuestra ciudad puso en alerta a los vecinos de los diferentes barrios, que hoy ven a la inseguridad como el problema más urgente a resolver por las autoridades locales.
El dato surge de boca de los propios fomentistas, quienes en diálogo con DEMOCRACIA enumeraron las distintas necesidades de los ciudadanos, según las zonas de residencia.
Entre otras cuestiones a mejorar, mencionaron, además, el estado de las calles, la iluminación de la vía pública, la recolección de montículos, el tránsito y el acceso a los servicios básicos como gas, agua potable y cloacas.

Seguridad

En diálogo con este medio, el presidente de la sociedad de fomento del barrio Capilla de Loreto, Fidel Toledo, expresó su preocupación con respecto a la creciente inseguridad y afirmó: “Estamos atados de pies y manos. Sobre todo en la avenida República, la inseguridad es un desastre. La Policía pasa, pero cuando tiene que estar, no está”.
En este orden, el fomentista se quejó por la falta de prevención y dijo que, a pesar de pagar todos sus impuestos, los vecinos de Loreto no cuentan con los beneficios de quienes viven en el centro.
“El Municipio puso cámaras, pero de República para acá no pone ninguna, pareciera que no fuéramos de Junín”, sostuvo.
Por su parte, la representante barrial de Emilio Mitre, María de los Ángeles Baroni, indicó: “Nuestra principal preocupación es la inseguridad, porque ha habido muchos robos a mano armada. El problema es que, como en general los que hacen macanas son menores, entran por una puerta y salen por la otra”.
Alicia Rissotto, del barrio Eusebio Marcilla, compartió el reclamo de sus pares y aseguró que en su barrio la inseguridad es “alevosa”.
En este sentido, dijo que los arrebatos se convirtieron en “cosa de todos los días”, y que los asaltos a mano armada se dan cada vez con mayor frecuencia. “Ya no sos más dueño de tu vida”, dijo la mujer y detalló: “En nuestro barrio, con las confiterías, la situación es terrorífica. Los fines de semana, después de las cinco de la mañana empiezan los afanes”.
En la misma línea, Osvaldo Ferrúa, de Villa Talleres, manifestó: “Antes podía ser una sensación, pero ahora realmente tenemos miedo”.
Al igual que en Capilla de Loreto, la calle más golpeada por la inseguridad es, en este caso, la avenida República, en la que los móviles policiales suelen brillar por su ausencia.
La preocupación por la inseguridad es compartida, además, por los representantes de Cerrito Colorado Norte, Prado Español, Nuestra Señora de la Merced y, en menor medida, San Jorge, José Hernández y El Molino.

Mejorado de calles

Sin embargo, los reclamos de los vecinos no se circunscriben a la seguridad. Por el contrario, la falta de servicios básicos y las escasas obras públicas realizadas por el gobierno local en los barrios, tiñen sus discursos de insatisfacción.
En el caso de Capilla de Loreto, la obra fundamental reclamada por los vecinos tiene que ver con el mejorado de las calles, cuyas malas condiciones impiden la circulación de vehículos –y en ocasiones, de personas- en los días de lluvia.
Lo mismo ocurre en El Molino, en donde el fluido tránsito de camiones y micros conspira contra el buen estado del pavimento.
“Nos la pasamos haciendo reclamos. Pero desde el Municipio vienen, hacen bacheos, y se vuelven a romper. A veces ya no son baches, sino cráteres los que tenemos”, afirmó Margarita Dulcich, titular de la sociedad de fomento.
En tanto, Carmen Migueles, de Cerrito Colorado Norte, expresó; “El problema mayor es la falta de relleno de las calles, porque hay lugares que, cuando llueve, directamente son canales. Máxime con la gran cantidad de obras en construcción: los camiones hacen estragos”.
José Hernández, Prado Español y San Jorge son otros de los tantos barrios de la ciudad que reclaman cordón cuneta y mejorado de calles.

Servicios básicos e iluminación

Entre los sectores más afectados por la falta de servicios básicos sobresalen Cerrito Colorado Norte, Eusebio Marcilla, San Jorge, José Hernández, Capilla de Loreto, Fortín Federación, Martín Miguel de Güemes y Villa del Parque, cuyos vecinos deben sufrir a diario las incomodidades y los riesgos sanitarios que implica el hecho de vivir sin cloacas, agua potable o gas.
“Nos falta la mayoría de las obras de infraestructura. Hicimos las planillas por las cloacas y el agua potable para un sector del barrio, pero todavía no obtuvimos respuestas”, aseguró Mirta González, de José Hernández, y agregó: “Con respecto al gas, hasta que no hagan la otra planta, no lo vamos a tener”.
Por su parte, Giapor, indicó: “En cuanto a los servicios básicos, en Prado Español nos quedan algunas cuadras de gas y cuatro de agua y cloacas”.
En el barrio Eusebio Marcilla faltan cloacas, luz y gas; lo mismo que Martín Miguel de Güemes, en donde gracias a la llegada de un importante supermercado, los vecinos lograron obtener agua corriente.
Respecto de la falta de iluminación, los sectores más comprometidos son Prado Español y Cerrito Colorado Norte, cuyos vecinos debieron pagar con su propio dinero las luminarias y el sistema eléctrico colocado en parte del barrio.

Tránsito

Los accidentes vehiculares y el desorden del tránsito en general son otros de los temas que resaltaron los fomentistas a la hora de hablar de las problemáticas más acuciantes de la ciudad.
“El tránsito en nuestro barrio es descomunal, porque es la entrada y salida de la ciudad. No sólo entran los camiones, sino también los colectivos que vienen de la Ruta 7”, dijo Dulcich, de El Molino.
En este orden, dijo que la entidad barrial solicitó un semáforo para la esquina de Javier Muñiz y Ameghino, pero que la respuesta del municipio fue un rotundo no. “No nos llevaron el apunte”, se quejó.
Por su parte, Toledo indicó: “En Capilla de Loreto, el tránsito es un desastre. Alvear es una autopista: los vehículos pasan los semáforos en rojo y los conductores de las motos no usan casco”.
Con el fin de remediar la situación, el dirigente mantuvo una reunión con el intendente, Mario Meoni, quien le prometió hacer una “loma de burro” en la intersección de Alvear y Güemes.
Los problemas relacionados al tránsito se repiten en José Hernández, Eusebio Marcilla, Villa Talleres y Prado Español, entre otros barrios.

COMENTARIOS